Publicidad difícil

El acabóse: tú me das el mail y yo te mando una multa. Una propuesta realmente hilarante. El actor elegido es de primera, desde luego, y qué decir de la agencia: grandes profesionales. Porque tuvo que ser difícil no caer en el realismo, especialmente tratándose de la DGT:

ACTOR: Antes, cuando venía el cartero, yo me escondía detrás de una horrible maceta del recibidor para no firmar la multa. Pero a partir de ahora, si les das tu correo electrónico, ya puedes despejar de plantas el recibidor.

Voz en OFF: Hemos puesto tantos radares que ya no quedan carteros. Por eso, y porque odias tu maceta, entra en degeté punto es y haz el pardillo. Recibirás las multas con rapidez, seguridad y comodidad.  ¿Hay una manera mejor de ser multado? ¿Y de cagarla (con perdón)? Gobierno de  España.

Qué mérito tiene la agencia (TBWA), ¡QUÉ MÉRITO!