Interpretar la factura de la luz

Al cabo de los dos años soñó el Faraón que estaba a orillas del río, y veía subir de él siete vacas hermosas y muy gordas, que se pusieron a pacer la verdura de la orilla; pero he aquí que después subieron del río otras siete vacas feas y muy flacas, y se pusieron junto a las siete que estaban en la orilla del río, y las siete vacas feas y flacas se comieron a las siete hermosas y gordas; y el Faraón se despertó. Volvió a dormirse, y por segunda vez soñó que veía siete espigas que salían de una sola caña de trigo muy granadas y hermosas, pero detrás de ellas brotaron siete espigas flacas y quemadas por el viento solano, y las siete espigas flacas y quemadas devoraron a las siete espigas hermosas y granadas y se despertó el Faraón. Este fue el sueño.” Génesis, 41.

electricidadEntre estas dos facturan que ven a su izquierda, median siete años. Misma potencia y un mismo consumo aproximado, pero un importe a pagar muy diferente.

Yo supongo que si el Faraón de Egipto hubiera soñado con kilowatios hermosos y gordos a los que suceden kilowatios feos y flacos, se hubiera despertado del sueño entre gritos y sudores.

Y también supongo que, al ver ¡EL 53% DE DIFERENCIA!, no hubiera necesitado llamar a José para interpretar nada.

El water and golden affaire

En la bahía de San Francisco, no pude por menos que observar, inquieta:

– El Goldengate no es golden, es red...

A lo que me contestó mi amiga Susana, que es una marisabidillas:

– Es que golden es la gate, no el bridge

Respondí, algo decepcionada:

– No hay golden, no hay gate. Sólo hay un bridge y es red.

He recordado esto a propósito del escándalo de los EREs falsos en Andalucía. Algunos periódicos llaman a este escándalo el EREGATE.  Supongo que toman como referencia el escándalo Watergate. Supongo también que saben que aquello tenía que ver con la escucha ilegal a un partido político, y que Watergate es el nombre de un barrio de Washington en donde estaba la sede del Partido Demócrata.

También supongo que saben que gate no significa escándalo. Pero lo mismo supongo muchas cosas, y tampoco quiero decir nada por no parecer una marisabidillas.

Inspiración, expiración y duelo

Me envía un buen amigo un mensaje con el siguiente título: Inspiración para tu blog... No voy a describiros las intimidades de mi correo (c’est à dire, le corp du message), pero a lo que vamos: pegado en el mail, un enlace. Pinchas y ves un mapa de la corrupción política:

Así que, una vez inspirada, expiro. Y una vez expirada, paso por las cuatro etapas del duelo:

NEGACIÓN: “No puede ser. Ahí debajo no está España

IRA: “¿Pero será posible semejante amogollonamiento de sinvergüenzas?”

DEPRESIÓN: “No tengo ganas de votar a nadie…

ACEPTACIÓN: “Bueno, a ver, que no puede dar para tanto (clic)”

Y he vuelto a pasar por las cuatro etapas del duelo…

ACEPTACIÓN: “Anda, pues sí: ahí debajo está España”

DEPRESIÓN: No tengo ganas de votar a nadie…

IRA: “¿Pero será posible semejante amogollonamiento de sinvergüenzas?”

NEGACIÓN: En efecto, no nos da para tanto.

Merci pour l’inspiration. Pero, querido amigo, no hay que darle más vueltas.

Os dejo el enlace aqui