Correr, de Jean Echenoz

Correr, de Jean EchenozHe terminado este libro hace unos días. No me tocaba leerlo, sino el que estaba en cola era el libro del club de Lectores, así que la semana pasada pensaba empezarlo aprovechando un viaje a París que tenía que hacer. Sorpresa: no lo había cargado en el Kindle, con lo que me encontré en la tesitura de tener que elegir: o me compraba una revista, o empezaba con otro libro. Y me decidí por este, que sabía que era muy cortito.

Correr cuenta la historia de Emil Zátopek, el gran corredor checo de los años 50. Cómo es un hombre al que no le gusta el deporte, pero a cambio ama el dolor. Un hombre que corre raro, sin usar o usando mal los brazos, cabeceando, y con una técnica como mínimo confusa. Que se entrena a su aire, según el método que él considera adecuado. Que no busca en la vida nada en concreto, mucho menos la fama y el reconocimiento que van a conllevar sus proezas en la pista, sino que, alma sencilla, prefiere que lo dejen en paz.

Las hazañas de Zátopek se pueden leer en cualquier revista, en internet; su forma de correr se puede ver en Youtube y Echenoz no cuenta nada que no se sepa. Su hazaña al ganar en las olimpiadas de Helsinki el oro en los 5.000, 10.000 y Maraton, o tener 9 records mundiales de distancias de fondo no ha sido superada todavía. Hablamos de un extraterrestre, o casi, aunque en su vida fuera de las pistas fuera una persona normal y corriente. Sobre todo corriente (qué broma más mala, por dios).

Echenoz es un autor preciso, eficaz, y elegante. Te quedas con la extraordinaria capacidad de un corredor fuera de serie, en absoluto habitual, con un modo de correr insólito y un comportamiento deportivo más insólito todavía. No nos habla de su vida personal, ni de los problemas políticos que tuvo en la Primavera de Praga, que sólo aborda de forma sucinta al final del libro. No se detiene demasiado en su declive, que suele ser la parte más literaria y psicológicamente más atractiva de la vida de estos personajes.Va al grano y lo consigue, y tal vez por eso, a la mitad del libro empiezan a pesarte un poco tanta carrera y tanta sucesión de medallas y de proezas.

Con todo es un libro corto, muy distraído y que contiene un homenaje a un gran corredor. Si se lo topan, léanlo.

4 pensamientos en “Correr, de Jean Echenoz

  1. Pingback: Libros 2014: se acabó. – Un mundo para Curra

Gracias por dejar un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s