Fotos en Linkedin

No sé si antes de Linkedin todo era más fácil. Probablemente no, pero sin duda se enteraba menos gente, mientras que en Linkedin te ve todo el mundo. Me refiero a la foto que decides adjuntar cuando te presentas como profesional, ya sea en un curriculum o en la intranet de la oficina. Linkedin es una red básicamente profesional, en donde cada uno se muestra de verdad, es decir, sin nicks extraños y sin ocultar su identidad. Dicho esto, también diré que la identidad (es decir, nombre, apellidos y edad) es casi lo único verdadero que se pone en esta red. Yo diría que es básicamente una red de Directores de algo. Pero esto es como el jamón de Jabugo: es imposible que haya tanto cerdo en Huelva como para abastecer a tanto restaurante. Pero en fin, dejo para otro día la inflación curricular, para hablar de las fotos que la gente pone, que me parece a mí que no es algo que se cuide.

Es raro encontrarse con fotos profesionales, o sea, esas fotos que te hacen expresamente para aparecer en una memoria de actividad o para enviar a la prensa. Esas fotos se notan de lejos, y expresan a partes iguales lo que es el individuo y la empresa en la que trabaja. Pero esas son las menos. Las más son de otra variedad…

Hay quien cuelga la foto del carnet de identidad. Esto suele ser un error, porque la mayoría de las veces apareces con cara de susto o de delincuente, por no hablar de que, a ver ¿De verdad que no tienes otra foto para poner en Linkedin? ¿En serio que ésa es la foto en la que mejor estás? Aunque casi es peor no poner ninguna foto. En este caso, la impresión que dejas es que te has abierto una cuenta porque alguien te lo ha dicho, pero no tienes ni zorra de lo que estás haciendo ni para qué. Y que yo, que te estoy consultando, te importo muy poco. Eso, o que ni siquiera tienes papeles, o que eres un tímido o que te avergüenzas de ti mismo, o que quieres ocultar algo. Nadie pensará que eres feo: simplemente, pensará algo mucho peor.

Los hay que deciden demostrarnos que son muy deportistas. Y ahí los tienes, esquiando (con gafas y gorro), o vestidos de montañeros, rodeados de cuerdas; o con el casco de la bicicleta, su pasión, o en un campo de fútbol, con camiseta. Incluso hay quien aparece con el torso desnudo, en una piscina, en el colmo del mal gusto. Creen que su imagen es de persona natural y deportista, pero les sale un churro muy poco serio. Sobre todo si metemos en este capítulo a los que van de auténticos, o sea, en camiseta, desarreglados y en el salón de su casa. Y a los que aparecen con gafas de sol, muy guays ellos, ahí están tapándose la mirada (hay que ser muy cretino para hacer esto en una red que se supone profesional). En fin, otro churro.

Luego también está el sector nocturno, entre los que incluyo a los gastrónomos. Claramente están en una fiesta y no se ve, pero en la mano llevaban una copa. O están en el restaurante, y ni siquiera están mirando a la cámara (¿miran el filete del plato?). Salen de algún sitio, o están en algún sarao, y se nota por la luz y por los brillos de la cara, incluso por el flash, que les ha dejado los ojos rojos (esto entra en la categoría de inaceptable). A veces, la celebración es familiar y están en una casa. Y no puedes por menos que imaginarte el contexto. Tela. Estas fotos son las típicas de “huy, iba monísima en aquella boda y voy a poner la foto para que la vea todo el mundo“. Siempre son fotos recortadas, aprovechadas para Linkedin, y normalmente es gente que da muchísima pereza.

Dejo en un apartado propio a los que salen con niños, se supone que sus hijos. Salir con niños en una foto profesional creo que sólo se lo pueden permitir los que trabajen con niños. Si no, me parece ñoño y fuera de lugar, aparte de que indica una dependencia del monotema “críos” que puede convertir el rato del café en un infierno. Y curiosamente, se encuentran más hombres luciendo retoños que mujeres. Un horror muy propio de gente plasta.

Ya termino con los que se hacen una foto a sí mismos, y no precisamente lo que se interpreta como un selfie. No, no: son los que han usado el photo booth, o la webcam del ordenador. Se nota porque la pose de los brazos es como si les escocieran los sobaquillos. Eso si no están en un cibercafé y se ve a un pelos por detrás en otro ordenador. O están en su casa, bien pegados a la pared de gotelet, una cortina verde a la derecha, autofusilándose con la cámara torpeflash. Si haces algo de esto, eres un cutre.

Hay mucho despropósito en Linkedin, aunque gracias a él, te pasas un rato de lo más distraído mirando si la foto está pensada o no, y si, estando pensada, quieren transmitir algo o simplemente han puesto una foto en donde están guapos. ¿De cuerpo entero o sólo la cara? ¿En un estudio o con un fondo de jardín, o de cielo, o de despacho? ¿Mirando a cámara o hablando en un acto público? ¿con chaqueta o sin ella?¿Corbata, pañuelo?¿Sonriendo o serio? Todo un mundo, y ese mundo te dice muchas cosas. Es como en Twitter, que alguien me dijo una vez “si quieres saber cómo es un tuitero, no mires sus últimos tuits, sino las fotos que cuelga”. Pues esto es igual: la foto elegida dice mucho de ti. No por la foto, sino por la elección.

No es ninguna tontería esto. Desde luego, Linkedin vale para lo que vale, pero cualquiera que mire tu cuenta, antes de empezar a leer cómo produces impuestos, mirará tu foto, y esa impresión hay que controlarla. Yo creo que aparecer guapo es menos importante que parecer limpio, que para parecer simpático no hay que adornarse con fotos de situación, y que la confianza está en la mirada, no en la sonrisa. Linkedin no es Facebook, aunque parece que hay quien lo confunde.

¿Y tú? ¿estás en Linkedin? ¿Qué dice tu foto?

 

33 pensamientos en “Fotos en Linkedin

  1. Yo tenía una foto horrible. Y fui a que un fotógrafo profesional me hiciera una sesión específicamente para estas cosas. Y estoy encantada. En Linkedin he puesto una menos atrevida que la que tengo aquí, más convencional, pero es estupenda igualmente.

    Que igual queda fatal que diga lo de estupenda pero es que esta foto me encanta.

    Me gusta

    • Pues esta foto que veo yo es estupenda, pero no la veo yo mucho para Linkedin. Yo creo que lo que has hecho tú es lo que hay que hacer. Oye, si vas a setas, vas a setas!

      Gracias por comentar.

      Me gusta

  2. Pues la mía no es muy allá, la verdad. Pero es que a mí LinkedIn no me acaba de llamar la atención. No me ha servido para encontrar trabajo y lo tengo más que nada como almacén de contactos, para no perderlos cuando cambio o alguien cambia de trabajo.

    Me gusta

    • En los ingleses tampoco se ponen. Ni se pone la edad, ni la situación familiar. Tal vez te lo decía por eso.

      Si te fías de tu profesor, pues adelante. De todos modos, una cosa es el CV y otra una red social, me parece a mí.

      Me gusta

  3. No no estoy en Linkedin, diría que se me pasó el arroz para venderme en el mundo laboral …

    Pero hubo un tiempo que actualizaba el c.v …y si sirve de algo miraba las preferencias de trabajo y habilidades personales.

    El que recuerdo y merecería una entrevista fue aquel que dijo.

    Preferencias de trabajo: …una mesa, una silla y si la mesa y la silla están en La región X …pues mejor.

    Habilidades personales: Algún truco de magia, y que de pequeño sabía hacer el pino.

    En la foto ni llevaba corbata, y no estaba muy bien afeitado.

    Me gusta

  4. Estoy en linkedin, pero me vana dar el premio al mas escueto
    No tengo foto, solo pongo mi actual trabajo, mi licenciatura, el mail y a correr
    La verdad es que no me gusta poner foto en las redes.

    Me ha gustado eso de que el Linkedin es “una red de directores”
    Bueno me ha gustado mucho este post en general!!!!

    Me gusta

    • De directores, sí. Y si buceas un poco, te encuentras con empresas que tienen dos o tres directores de marketing, otros tantos de tecnología, varios directores comerciales… Es muy divertido.

      Me gusta

  5. Yo tenía una de carnet terrorífica con cara de psicópata, de cuando me lo abrí. Pero este invierno cuando me puse a buscar trabajo más en serio le pedí a mi hermana, que anda haciendo pinitos en la fotografía, que me hiciera una mona en el jardín de casa de mi madre. Se ve la cara y parte de la camisa, es menos seria que de estudio pero tampoco estoy regando las plantas.

    Aunque, al final, les importa más cómo explotarte que la pinta que tengas, por lo menos al limbo que somos los recién licenciados sin experiencia. Pero bueno, algo hará jejeje.

    Me gusta

    • Esa es la tentación que hay que vencer. Lo de que esté mona. No. Si una es mona, es mona y si es fea, es fea. Hay que buscar transmitir algo. O no, pero lo de estar mona… ¿seguro que no estabas regando las plantas?

      Las de medio cuerpo, un poco perfilados, en un jardín que parezca de la empresa un día claro me encantan.

      Me gusta

  6. Ya salió el colmillo de Carmen J.!!!!!
    Contestando a tu pregunta, te diré que estoy en LinkedIn (o eso creo, pues no sé si la inactividad en esta red social les da derecho a cancelarte la cuenta), que la utilidad de esta red es similar a la de un cenicero en una moto, que debe ser el lugar donde más se miente y con absoluta impunidad y que la foto que puse era una recortada (ojo, no ‘con’ una recortada).
    Además, me parece a mí, que poca es la gente que tiene fotos profesionales, entendiendo por tales aquellas que ‘te’ hacen mientras trabajas (o haces que trabajas) en el despacho o en la Sala de Juntas.
    Con todo, la entrada me ha parecido muy divertida

    Me gusta

    • No, no, que yo no soy consultora. Tú date una vueltecilla por Linkedin y fíjate en las fotos con algo de espíritu crítico, intentando imaginar qué tenían en la cabeza cuando pusieron esa foto. A. Er qué te sale.

      Me gusta

  7. Había oído hablar de Linkedin pero en realidad no sabía para qué servía. La verdad es que yo no uso twitter, ni instagram, facebook más bien poco, o sea, que básicamente soy una mujer desactualizada. Pero me han dado unas ganas enormes de entrar en Linkedin para ver todas esas fotos que dices. Debe pasarse una tarde entretenida cotilleándolas, jajaja.
    Un besico.

    Me gusta

  8. Estuve, estuve. Tuvimos una época en la que pensábamos que teníamos que ir de empresa con i+d y pofezionahles muy zerios. Luego pensamos, pero si realmente nos pega más el mono y la bota de cordones que las cosas de oficinicas, que somos poligneeeeros. Y lo dejamos a elección de ada quien, y yo me fui con la foto a otro lado. En facebook todavía estoy, y en la web de la empresa en centopicomil fotos, pero…me parece muy bien, yo me he ido pero hemos quedado como amigos con derecho a roce.
    Y bueno, para mi foto profesional, ya te digo, con mono y botas de puntera reforzada.

    Me gusta

  9. Yo no puse foto hasta que no tuve una adecuada. Ahora es correcta: no es que me vuelva lo co, pero es una foto correecta, bien tomada, enfocada, iluminada y encuadrada, con una combinación tarje/corbata/camisa adecuada y ligeramente sonriente, sin excesos anglosajones, sobre un fondo neutro. Me encantaría ver cuál tienes tú puesta, Carmen 😉

    Me gusta

  10. Muy cierto todo. En mi empresa hay una que en la Intranet tiene ua foto en la cama de su casa con una lamaparita detrás que parece de una web de contactos.La cara de susto de las auto-fotos con la webcam del portatil propio son muy reconocibles, con es efecto ojo de pez.

    En mi empresa a los socios con cargos directivos les han hecho “fotos corporativas” para el encabezado de mails, pero no todos la han subido a la Intranet. Cuando remiten un correo de este tipo aparece por un lado el encabezado coporativo con su foto “molona” y por otro la foto que coge el Outlook del remitente, que la toma de la Intranet . Os podéis imaginar el contraste , ya que en algunso casos en una salen con pelo y en optra calcos, en una afeitados y en otra sin afeitar, en una con gafas,…

    Me gusta

    • Bueno, yo tengo un mail personal que no estoy segura si toma una foto mía de personalización del ordenador. Tengo que cambiar ésta última, no sea que…

      Lo que me dices de tu compañera de la cama es de locos, pero me lo creo. Se ve cada cosita…

      Me gusta

  11. No tengo Linkedin pero mi marido sí y es totlamente cierto lo que dices, TODO el mundo es director de algo, da lo mismo el caso es ser Director. Las fotos las hay para todos los gustos. Con decirte que el otro día me enseñó el perfil de un primo mío ¡y no lo reconocí! Lo que dices, con el casco de la moto puesto…
    Besazo

    Me gusta

Gracias por dejar un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s