Un mundo feliz y un café cargado

Mi amigo Stephane (libros cortos) viene a verme para tomar un café. Parece que ha encontrado un hallazgo y quiere contármelo. Se trata de la novela “Un mundo feliz”, de A. Huxley, escrita en 1932. No me cuenta el final, así es que, picada por la curiosidad, no puedo evitar comprar el libro y zampármelo en cuatro días.

Para quien no lo haya leído, se trata de una crónica del futuro, en donde los humanos somos literalmente fabricados en unos frascos y después adoctrinados y condicionados de manera implacable. Los procesos de ingeniería científica y económica, bien planificados, evitan el conflicto social creando castas de humanos con mayor o menor inteligencia según las tareas a realizar (alfas, betas, gammas…). En cuanto a los sentimientos, se amortiguan con el lavado de cerebro, la droga, la promiscuidad y el consumo. No hay ni enfermedades, ni fealdad, ni vejez, la muerte está planificada y desprovista de dramatismo. Es un mundo feliz y despreocupado, sin disgustos ni malos rollos. Lo que al principio parece un relato estrafalario, se transforma después en un relato agobiante.

Stephane me dice que no queda mucho para que ese mundo llegue, y me va mostrando, uno por uno, los primeros síntomas a nuestro alrededor. Como tiene un cerebro privilegiado, me deja pensativa… Es verdad que tenemos un gobierno que parece salido de un frasco, una oposición atiborrada de tranquilizantes y unos sindicatos poblados de “hombres-epsilon”, pero por lo demás, la gente en general es todavía bastante infeliz. Lo mismo Stephane se refería a otra cosa, le tengo que volver a preguntar.

3 pensamientos en “Un mundo feliz y un café cargado

  1. Huxley fue un tipo poliédrico, cultísimo y raro, de ésos que yo sostengo que sólo dan las Islas Británicas. A mí me interesa a ratos y por facetas. ‘Un Mundo feliz’, que fue un hito, me puso los pelos de punta por lo ‘profético’. Lo que es innegable es que supo leer su mundo y el que estamos viviendo los demás. En ‘El fin y los medios’dejó escrita esta perla:

    ‘En ningún momento de la historia del mundo, la mentira organizada se ha practicado con menos vergüenza, o por lo menos, gracias a la tecnología moderna, más eficientemente o en una escala tan amplia, que por los dictados políticos y económicos de este siglo.’

    Una curiosidad: murió el mismo día que asesinaron a Kennedy, al Presidente, y ya muerto, cumpliendo su deseo, le leyeron al oído el El Libro Tibetano de los Muertos.

    Éso lo escribió en 1937, en unos años que ciertamente fueron terribles, no sólo en España, pero leído hoy está muy claro que la historia se va repitiendo, ora como tragedia, ora cual comedia. Y en España, muchas veces, rayando el sainete.

    Me gusta

    • Yo me lo he tomado un poco a cachondeo, pero Un mundo feliz te pone los pelos de punta, porque efectivamente, encuentras – como dice mi amigo Stephane – que este tipo tenía algo de visionario, y que hoy tenemos cosas que él describe: desde el banco central europeo, hasta humanos creados en un frasco, y ¡clones!, y centros comerciales en donde nos ponen música relajante. Escribió una especie de actualización en 1953 y hacía algunas reflexiones sobre lo que no supo ver cuándo escribió el libro, relativas a la fuerza de la energía atómica, por ejemplo. Bueno, creo que tampoco supo anticipar internet – ni él ni nadie – o que todo el mundo llevaría una cámara en el bolsillo, y lo que supone eso de control y al mismo tiempo de libertad. Pero el condicionamiento es lo políticamente correcto, aunque sea un disparate moral, y en eso estamos desde luego. La frase que citas sobre la mentira, escrita en 1937, hace referencia sin duda a las dos grandes ideologías totalitarias de la época, y una de ellas ha sobrevivido hasta antes de ayer, no hay que olvidarlo. Lo que causa verdadero desasosiego es que la mentira es hoy practicada desde las democracias, con ayuda de la nueva droga que es la televisión.

      Me gusta

  2. Pingback: El partido como bien superior | Un mundo para Curra

Gracias por dejar un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s