Honrarás a tu padre, de Gay Talese

honraras a tu padrePues con bastante retraso (unas 13 horas), aquí va el comentario de este mes sobre el libro del Club de lectura. Y será el comentario de un libro que no me he leído. Porque abandonar al 26% es no haberse leído el libro, aunque las 640 páginas tenían como desventaja que para pasar un punto porcentual del Kindle tenías que dar muchas veces al botoncito, y a mí eso me desespera en el libro electrónico, porque tienes la sensación de que no avanzas. Ni siquiera puedo decir que he leído ese 26% completo. Más o menos al llegar al 15%, empecé a saltarme párrafos, porque… pero vayamos al principio.

Este libro lo venden como un estudio sobre la Mafia. Y no es un estudio, sino una novela. Que esté basada en hechos reales no lo discuto, pero no es un estudio. Si lo que quieren venderme es que capta la forma de vida, las costumbres, las reacciones, los modos de tratamiento y las relaciones entre mafiosos creo que hay muchas otras maneras de enterarse de esto sin aburrirse como una ostra. Por ejemplo viendo una película como El Padrino (que me encanta) o Uno de los nuestros, o  Cotton club, o El precio del poder, o El honor de los Prizzi, o Erase una vez en América, o en otro orden de cosas Gangs of New York, Pulp fiction y hasta Con faldas y a lo loco o El golpe, si me apuran. Pero este libro, si quitamos el muy principio, en el que te cuentan las bandas que había en América, o cómo estaban organizados entre familias (cuatro páginas), es la historia de Bill Bonnano y… hasta el 26% sigue siendo la historia de Bill Bonnano pero mientras a Bill Bonnano no le pasa nada salvo que es un mafioso.

Vale es un mafioso, pero en el primer cuarto de libro no le pasa nada especial, porque el tipo es un seta. No hay tiros, ni malos, ni buenos, ni intriga, ni algún elemento que dispare una trama. Nada. La historia va, viene, vuelve a ir, vuelve a venir, que si la infancia, que si la juventud, que si de nuevo la infancia, que si de nuevo la juventud, que tal y cual, pero la historia no corre, no pasa, no tiene pulso, no lleva a ningún lado más que a dar vueltas sobre lo mismo. Claro que hay que describir a los personajes, y poner en situación antes de entrar en materia, pero todo tiene sus límites. Y el mío ha sido el 26%.

Un libro que te categorizan como “periodismo” y tú te esperas algo trepidante. O aunque sólo sea un poquito trepidante. Algún scoop, algo. Pero no, de eso nada. Tú te pones a leer esto y te sientes como una vaca en un prado rumiando y rumiando, y la vaca a veces levanta los ojos y pasa una nube (¡el scoop!, te dices) y la vaca mira a la nube mientras sigue rumiando y rumiando. Entonces, díganme: ¿Una vaca rumiando es trepidante? ¿No, verdad? Pues eso. Pero bueno, ésta es sólo mi opinión.

Yo les recomiendo que lean las otras opiniones de los demás miembros del Club en  La mesa cero del BlascoDelenda est CarthagoLa originalidad perdida  y en el blog de Bichejo. Yo las he leído y vale la pena contrastar. Y si no, algún día antes de marcharnos de vacaciones hablaremos del libro (yo de un 26% nada más) en nuestra tertulia del podcast del club (que tenéis señalado en un apartado en la columna derecha de este blog).  Y chin pun, con mis mejores deseos de que el próximo me lo pueda acabar, que vaya año que llevamos…

5 pensamientos en “Honrarás a tu padre, de Gay Talese

Gracias por dejar un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s