Cristina es culpable

La infanta está condenada. No hace falta que la acusen, ni tampoco que la juzguen. Está condenada. En eso debe de consistir lo de que la justicia es igual para todos: que se la juzgue por griterío popular.

Hay una cierta prensa que, aunque la acusaran, la llevaran a juicio y la declararan inocente, seguiría buscando sus propias pruebas, y estableciendo sus propias conclusiones. Ya lo hace sin que la acusen, y sin que la lleven a juicio.

Casi todos los políticos, después de alegrarse mucho de que “la justicia sea igual para todos”,  mirarán para otro lado cuando se les diga, con el ordenamiento jurídico en la mano, que aquí, los que no son iguales son ellos. Ahí están, los aforados, dando clases de “igualdad ante la justicia”, con un par.

Los jueces y fiscales que entienden la causa tienen su propio protagonismo. Y tanto el uno como el otro son sospechosos de una cosa y de su contraria. Queda fuera de cualquier posibilidad que actuen conforme a la ley y según su entendimiento y buena fe. Pero en todo caso, el ruido mediático no les permitirá hacer su trabajo en paz.

Naturalmente, el pueblo ya ha decidido que ella es culpable. El pueblo no se va a conformar si la Infanta no va a la cárcel. De momento, el pueblo grita para que haga el paseíllo. Que se enfrente al enfado de la gente. Que escuche sus insultos. Que dé la cara. Pero sobre todo, que se joda. El pueblo no le da ni una sola posibilidad a que pueda ser inocente, a que no haya hecho nada ilegal o punible. De momento, veremos el espectáculo en los juzgados, al que se prestarán las chonis desocupadas.

Hay un tufo de rencor social insoportable en España. Proviene de cuando la sociedad se convierte en una masa manipulable, de cuando el pueblo se convierte en populacho.

Ya que pedimos la igualdad ante la ley, deberíamos pensar que a nosotros no se nos vapulea socialmente y se nos insulta desde los periódicos y los programas de griterío antes de ser acusados y juzgados. Ya que pedimos igualdad de trato, convendría pensar un poco el trato le damos a ese amigo que ha ocultado el IVA cuando ha pagado al pintor, o a ese otro que ha metido el ordenador personal de su hijo como gasto de la empresa. Tampoco estaría de más pensar si nosotros no haríamos todo lo que estuviera en nuestra mano para pagar lo menos posible a Hacienda. Y también, ya que estamos, si no nos hemos casado con quien nos ha dado la gana, y si no haríamos cualquier cosa para defender a nuestra familia.

Ah, es verdad: es que ella es una Infanta. Pero vamos a ver, ¿No pedimos que se la trate como a los demás? ¿Pero en qué quedamos?

15 pensamientos en “Cristina es culpable

  1. Está bien plantear esa posibilidad de ser iguales. Por eso, la infanta debería ponerse a la cola del paro como los demás en lugar de tener un currelillo bueno por ser vos quien sois, comprarse un pisito de barrio en lugar de poder recibir varios milloncejos de papuchi para un “palacete”. Milloncejos que le da un padre uqe cobra de todos nuestros impuestos sólo porque un dictador decidió que así fuera. En fin, lo de ser iguales cuando vienen mal dadas, está bien, qué menos, pero por qué no se decía esto cuando salía en el Hola a todo color, cuando su boda para casarse con quien le da la gana la pagaba el estado, cuando……
    Analicemos si ha defraudado a Hacienda, no un mindundi de barrio, sino alguien que se pone al estado por montera, cuya familia se llena la boca de orgullo y satisfacción con los valores democráticos y la constitución y los deberes y derechos….. Alguien que debría dar ejemplo de cómo construir un estado para todos igual.

    Me gusta

  2. ¡Exacto! La gente no quiere que sea “como los demás”, la gente quiere (y ya lo ha hecho) condenarla. Buena prueba de ello es el comentario anterior.

    Me gusta

    • Yo no se lo que quiere la gente, me parece mucho saber. Yo se lo que quiero yo. Y lo que yo quiero es que sea como yo, que no tenga prebendas de ningún tipo. Si ella ecepta eso (y eso pasa por acabar con la monarquia que la ha situado donde está) pues adelante. Seamos iguales. Es verdad que la carroña vende periódicos y eso no es bueno, pero el populacho como se dice por ahí, es decir la ciudadanía, en el ejercicio de su libertad, pide que seamos iguales y que ya absta de corrupción. Cuando se detiene a un choricillo de barrio y su foto sale en los periódicos, o a alguien del 15M o alguien del entorno abertzale, su presunción de inocencia no es tan defendida. Y sobre todo, si después es inocente, ella no tendrá problemas de ningún tipo, pero los demás probablemente sí. Cuidemos la presunción de inocencia, adelante, pero seamos iguales para todo. No vale utilizar lo bueno de la igualdad solo cuando nos beneficia.

      Me gusta

    • Yo eso lo dudo, pero en todo caso eso es malo? La monarquía, esa forma de gobierno caduca, en la que los espermatoziodes marcan la diferencia, puede ser objeto de una cruzada personal, incluso de una crítica profunda a nivel social. Pero en todo caso, ese juez es un experto en corrupción, y si eso afecta a la monarquía será culpa de la monarquía no del juez. Digo yo.

      Me gusta

  3. Lo siento, estoy en total desacuerdo contigo y mucho más con el tono del post.
    Eso de todos somos iguales ante la ley es una de esas frases chupis que resulta que las pones en determinados contextos de la realidad y hace aguas por ser falsa o incompleta; en otros no. Hay muchas leyes que se ocupan de hacernos diferentes, por ejemplo la nueva ley de alquileres que no se ocupa de los contratos de renta antigua.
    Por otro lado, si todos son iguales ante la misma ley, por qué la mujer de Torres ha declarado ya y para que declare la mujer de Urdangarín hay que mover todo lo que se ha movido en estos años. Y ¿por qué no ha levantado ninguna queja ni promovido nada el fiscal contra la enacausación de la mujer de Torres, y sí contra la mujer de urdangarín?.
    Que la vocean en el Sálvame, pues lo mismo que a la Chabelita cuando se supo que estaba embarazada, y resulta que la segunda era menor de edad por aquel entonces.
    No sé de donde sacas la conclusión de que el pueblo la quiere culpable, porque si nos atenemos a la norma de que el pueblo somos todos, ahí entran también los monárquicos acérrimos que defienden su inocencia por todos los medios que disponen. Y dichos medios en algunos casos son poderosos.
    Lo que pasa es que para hablar de populacho y de juicios paralelos os conviene mucho fijaros en el griterío de programas tipo Sálvame, pero no os veo moviendoos para defender los derechos de una menor de edad cuando se vocifera su vida personal en el mismo programa.
    Y lo que pasa, y esto nos pasa a todos, es que los medios de comunicación hacen sus juicios paralelos en pro de su audiencia, pero no os vi moveros ni por los controladores aereos ni por los funcionarios ni por los productores de renovables y a todos estos prensa que se considera mucho más seria les ha puesto a caer de un burro y sobre todo ellos ha contado muchas medias verdades y mentiras completas.

    Me gusta

  4. …a mí lo que me a hecho gracia del asunto que ahora hay nuevas fórmulas para firmar documentos, a saber:

    P.P Por poderes
    P.A Por autorización.

    P.Amr : Por Amor.La verdad es que me parece una fórmula muy romántica. Además implica eso de…

    “cariño firmo sin leer el contenido del documento, porque tengo el derecho a confiar en ti …y tanto es el amor que te profeso que si delinques …¡delinquimos juntos!…shhh amor, no le digas nada a papá.

    Feliz 14! Carmen, un abrazo!!!

    Me gusta

  5. Puff… Es complicado opinar en este tema, la verdad. Porque ni una cosa ni la otra.

    El problema es lo que han comentado, que la igualdad es estupenda cuando viene de base, pero no es el caso. Ella, por ser hija de un señor que ha sido designado por dios para el cargo (al fin y al cabo eso es la monarquía) y ratificado por un jefe de Estado que lo fue por la fuerza, ha tenido privilegios con los que ninguno soñamos… a cambio de muy pocas obligaciones.

    Y era un poco lo que decía Molinos en el post, que una familia con la vida resuelta a un nivel económico superlativo se dedique a estafar a Hacienda, no es lo mismo que lo haga un mindundi. Igual que no es lo mismo asesinato que genocidio.
    Que sí, que ambas cosas son delito, y que no todos los que defraudan a Hacienda sin ser de la realiza lo hacen (ni mucho menos) para dar de comer a sus hijos. Pero hay un matiz. Ese matiz que hace que esa señora no tenga nunca que preocuparse por el paro, la crisis, una hipoteca… Ni siquiera por trabajar, si no le apetece.

    Evidentemente hacemos más al condenarla sin pruebas, al dar por hecho que es culpable y al regocijarnos en que tenga paseillo. Esa es la parte asquerosa de morbo y de ver caer a quienes nos han dicho que son nuestros superiores. Y es horrible, y no tiene justificación.

    Pero al mismo tiempo, escuchas a su defensa decir que firmó porque estaba muy enamorada y piensas… Pues si sustentan su defensa en semejante mierda de argumento, teniendo en cuenta que esta señora se puede pagar los mejores abogados del mundo, será porque hay poco más que defender.

    Ya veremos si se le condena o no (hasta para eso probablemente lo tendrá fácil, las fianzas millonarias no son problema para un patrimonio como el de los Borbones), pero de momento, desde luego cagarla la ha cagado. Porque si eres infanta en un país democrático y del siglo XXI, una de las pocas obligaciones que tienes es no destacar por cagarla, y ser lo más ejemplar que puedas… porque siempre se te va a exigir un poco más, en función de lo que representa tu institución, y lo que nos cuesta mantenerla.

    Y si quieren ser iguales de verdad de la buena…. Salud y república, y todos tan amigos (que mentira, porque el patrimonio que se tiene, se tiene… pero en fin)

    Me gusta

  6. Yo comprendo que es un asunto muy irritante, y también que se puede abordar desde muchos ángulos. A mí me ha apetecido abordarlo desde éste. Tal vez lo mejor sea tomárselo con humor, como hace Tomae.

    Yo sólo quiero decir dos cosas: La primera es que no me gustan las jaurías humanas, ni los linchamientos. De nadie. La segunda es que tan injusto es que se libre de todo por ser quien es como que se la condene de entrada por ser quien es. El resto del post son veleidades literarias.

    Una aclaración, Xaqui: yo no formo parte de ningún rebaño, ni tengo un pensamiento empaquetado. Así es que que cuando dices “os movilizais…/os conviene..”, me es muy difícil saber a quién le estás hablando.

    Gracias por los comentarios.

    Me gusta

  7. Tú no tienes pensamiento empaquetado,pero empaquetas el pensamiento de todos los demás (la sociedad…., el pueblo….., el populacho….casi todos los políticos….las chonis esocupadas….). Sabes perfectamnete qué harán o dirán todos estos.
    Bueno, ciertamente mucha gente cree que es culpable, y ottra mucha no lo cree y otros ni sufren ni padecen. Algunos querrían un escarmiento en sus carnes contra la corrupción y otros muchos la librarían del mal rato sólo por ser hija del rey, Hay personas que se alegran de su situación y otras que se avergüenzan de que alguien, de cuya familia se espera ejemplaridad, haya caido tan bajo, y otrsa que directamente consideran imposible que haya hecho nada malo. Todo esto veo cada día.
    No todo lo que piensa la gente, el pueblo, puede deducirse de ver un rato la tele.

    Me gusta

  8. Hablo en plural de los que la defendeis aludiendo a que ya la han culpado sin juicio, que no eres sólo tú. Este tipo de argumentación es el de pobrecita que ya te dije que era un tono que no me gustaba, porque entra en el populismo barato al que acusas.
    Y no es cierto que sólo se hagan este tipo de escarnios sobre Cristina, ya te he comentado lo de funcionarios, etc, etc. Pero vamos, la prensa se ceba con dos tipos de persona, los que se ponen solitos en la picota, categoría en la que Cristina entra, y los que han molestado como colectivo porque no convienen, ya te digo funcionarios…etc…etc, desgraciadamente los etc no faltan.

    Me gusta

  9. La infanta debe de ser igual que los demás ante la ley yen algún momento ha parecido que no lo era; nuca había visto hasta ahora que el Fiscal recurriese una imputación.

    No obstante, me ha gustado mucho tu post: valiente y, en mi opinión, sensato. A mí no me gusta nada el afán “justiciero” de algunos, y me refiero al peor sentido del término. Cuando veo al personal como loco abucheando e insultando me parece que se ha perdido el norte. Hay odio, y no siempre el odio tiene causa en las injusticias y la corrupción.

    Y estoy de acuerdo, si no la acusan -o en su caso no la condenan- habrá quienes sigan criminalizándola.

    Me gusta

  10. Para redundar en la igualdad hoy hemos visto un claro ejemplo de cuan iguales somos. Entrando en coche, por el garaje, sin pasar por el detector. Igualito, igualito que yo al ir a ver a mi hermano en al cárcel, Embarazada de siete meses y pasando por el detector sí o sí. Ya le hubiera gustado a mi hermano (encarcelado y luego libre sin cargos,) haber podido hacer los paseillos correspondientes escondido tras los cristales tinatdos de un coche.

    Me gusta

Gracias por dejar un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s