A mi manera…

Lo habréis visto, seguramente, y si no ya os lo pongo yo ahí abajo. El de hazte extranjero y el del Curriculum de todos. Supongo que hay que tomárselo con humor, ese humor tan nuestro. Y con simpatía, esa simpatía tan nuestra…

Hay que sentirse orgullosos, hombre. ¿Qué sería de los españoles sin los abrazos, sin ese hablar a gritos, sin aquello tan característico que es invitar a tós sin tener de ná? Ese ser tan nuestro, tan mío, tan tuyo. Sin las paellas, las torrijas, sin el silbo gomero.

¡El bable, que se te olvida el bable!”

Somos valientes y generosos. Tanto que exportamos la generación más preparada de la historia al mismo tiempo que somos los últimos en educación. Olé, olé y olé. En realidad, somos los últimos en todo, pero qué le vamos a hacer. No, en serio, realmente ¿Qué podemos hacer? Y mola ser extranjero, pero mola más que nos echen de un bar para seguir la fiesta en la calle.  Es esa manera de ser y de sentir a la que no puedes renunciar porque va contigo siempre. A nuestra manera. Porque como se vive aquí, incluso cerca de Canaletas, no se vive en ningún lado… Claro que sí. Que inventen ellos. Y que aprendan. No somos los mejores, pero ¿Quién quiere ser mejor, siendo el más simpático? Como dice Fofito, tienes que mirar lo que has conseguido ¡Porque ya lo hiciste! ¿Quién dijo futuro?

¡Somos más listos de lo que creemos, más fuertes de lo que pensamos, y hasta más guapos!”

No falta nadie. Ahí está Chiquito de la Calzada. Y las Hurtado. Y el cameo de lo que debe de ser la comunidad intelectual, que sólo falta Almodovar. Y el currículum de todos (supongo que el mío también) lo hace un payaso olvidado, el último de una vieja saga inolvidable. Un anuncio muy de actualidad, vaya, no hay más que ver el casting. Me ha faltado el pobre Manolo Escobar, que no ha llegado por muy poquito al anuncio. Como la recientemente recordada Lolita Sevilla, ay, si al menos hubieran tarareado aquello tan famoso…

¡Americanos, aquí venimos con alegría, olé mi madre, olé mi padre y olé mi tía…!”

Pero no. De fondo, los Gispsy Kings. Y Suspiros de España.

Un pueblo capaz de parodiarse a sí mismo al mismo tiempo que se enorgullece con fatalismo para no cambiar aquello que parodia es un pueblo que no merece extinguirse. Al menos mientras tenga chorizos para dar y exportar.

En fin, esto es lo que hay: un par de anuncios de embutidos. Y llegados a este punto, no se si quiero irme, pero a mí me gustaría deshacerme de española.

16 pensamientos en “A mi manera…

  1. Es un anuncio lamentable. Casposo, recurriendo a lo más rancio y pretendiendo mover a algún tipo de absurdo orgullo patrio basado en “es lo que hay”.

    Eso sí, de producción es inmejorable.

    Me gusta

  2. 2′ 32″ es más bien un corto. Bueno, no lo defiendo. Ni compro campofrío, pero no viene a cuento.
    Yo los anuncios de navidad los veo patéticos, desde que inventaron el calvo de la lotería, (espantoso, me daba miedo, qué cara de mala follá que tenía), todo para llorar, todo en plan qué ilusión, las cosas caen del cielo o del calvo.

    Me gusta

  3. Pues a mí llamadme casposa, populista y cateta, pero dejando a un lado que para anunciar embutidos me parece estúpido montar este tinglado, los anuncios me tocan la fibrica, que lo sé, me dejo llevar porque es lo que pretenden. Si es que es lo único que nos queda, semos así, mierda de España pero somos los mejores y como no nos lo digamos nosotros mismos…esa capacidad de reirnos y parodiarnos tiene su punto. Lo indignante hubiera sido que fuera un anuncio institucional del Gobierno de España, que no creas, cualquier día lo copian y hacen algo parecido.
    Besitos

    Me gusta

    • Sí, Inma, sí. Pero es el enfoque. Todo eso que dicen de nosotros mismos, para empezar es verdad, y es algo que no es malo. Pero con eso sólo no se construye nada.

      Aparte de que el tono es de haber tirado la toalla, de ser un país sin remedio, de conformidad. Y esto, encima en un anuncio de chorizos… Es como una broma.

      Le salva que la factura es impecable y que está muy bien realizado. Si le pones una realización hortera, ya te mueres.

      Me gusta

  4. ¡¡No entiendo nada, si nadie quiere ser Español, porque todo el mundo es ciudadano del mundo, de la galaxia, del universo!!
    Sentir orgullo patrio es ser casposo, rancio y no sé cuantas cosas más. No entiendo el anuncio.
    No es derrotismo lo que veo en el anuncio, lo que veo es verguenza de ser como somos envuelta en ironía y disculpándonos por ello. Y así es imposible construir nada.
    Por cierto que ahora los embutidos se los han quedado los chinos y los mexicanos. ¡Pais!
    Besazo

    Me gusta

  5. No es que yo sea un gran fan de Jordi Évole, pero vi un día un programa que hizo sobre la educación en Finlandia y recuerdo el revuelo que causó en tuiter.
    Mientras la mayoría (con más o menos demagogia) comentábamos que el sistema finlandés parecía digno de admiración apareció Ana Rosa Quintana (¡AR!) a poner los puntos sobre la íes.
    Anarrosa de España dijo que sí, que en Finlandia la educación muy bien, pero que ellos también nos envidiaban por poder tomarnos una caña en una terraza a las 8 de la tarde.

    El “argumento Ana Rosa” (a partir de ahora ARgumento) parecía quedar solamente para exabruptos en la cena de nochebuena (tras dos botellas de cava), pero no, resulta que con eso ha hecho Campofrío una campaña entera. Y no, yo por ahí tampoco paso.

    Me gusta

    • Es que se plantean las dos cosas no ya como si fuera imposible tener las dos, sino como si estuvieran a la misma altura, como si fueran comparables. Como si el hecho de tener sol y de ser simpáticos nos invalidara para tener otras ambiciones: un buen sistema educativo, unos políticos honrados, unos periodistas decentes, una buena industria, una democracia de calidad… En fin, cosillas que también permiten vivir mejor. Imagínate el humorazo que tendríamos si además tuviéramos la democracia sana de esos países del norte. Nos salimos.

      Es el conformismo de pandereta que me pone de muy mal humor. O sea, que yo quiero ser finlandesa del sur, y a ser posible, sin ARs por la tele.

      Me gusta

  6. Yo sólo lo he visto una vez y sentí vergüenza ajena. No podría volver a verlo, de verdad. Con anuncios como éste, entiendes que los catalanes quieran independizarse. Y los de Murcia. Y los de Huelva. Y los de Asturias.

    Me gusta

Gracias por dejar un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s