De dobles y de complejos antiaging

Isabel PreyslerCuando Don Felipe de Borbón y Grecia, o sea, our prince, se casó y volvió de su jonimun con barba, yo imaginé una teoría de la conspiración muy interesante. Según mi teoría, our prince estaba tan enamorado que había decidido cambiar el reino por el amor, y ése que había vuelto de la luna de miel no era él, sino un doble disimulado detrás de la barba. Mi madre me dijo que la teoría era buena, pero me hizo notar que tendría mucho más sentido si Felipe se hubiera casado con Magdalena de Suecia, un suponer. Desde entonces busco un motivo para que ese señor que sale al lado de Leticia sea un doble, o, en su defecto, una explicación para  que el príncipe lleve barba.

A mí las historias con dobles me encantan. Probablemente porque estoy muy influenciada por El prisionero de Zenda, una preciosa novela que seguramente conocerán y que forma parte de mi más queridos recuerdos juveniles. Ahora leo una noticia que habla del método que utiliza Isabel Preysler para conservarse como se conserva a sus 62 años. Y yo pienso inmediatamente que esa señora que sale ahí se llama María de las Mercedes Rodríguez, tiene 42 años recién cumplidos y una naturaleza generosa con su cutis, y que la verdadera Isabel Preysler utiliza una 46, lleva faja y combate la sequedad de la piel con las cremas de Mercadona, que salen a cuenta por las cantidades que una se viene obligada a usar a ciertas edades.

Pero en contra de mi teoría, está el método de la Preysler, que ahora hace público. Este método consiste, básicamente, en montones de pastillas de vitaminas y en no comer carne si no está tratada. O sea, sustituir con astucia el chuletón por las albóndigas. Y pan integral, mucho pan integral. Ah. y un vaso de agua caliente en ayunas “…y mientras hace su efecto depurador, aprovecha para lavarse la cara y peinarse”. Humm… Ese “mientras” va a ser la clave. Quiero decir, que mi “mientras” es un minuto y medio, y a ver cuánto dura el “mientras” que hace falta hasta que se peine la Preysler. Así es que, señores,  yo lo del vaso de agua caliente me lo voy a saltar, no sea que me dé la hora de irme a la oficina y todavía esté, con el estómago estragado, a la espera de la depuración.

En lo que concierne a las pastillas, he decidido que aún estoy a tiempo de engancharme al método. He bajado al herbolario con una copia impresa del artículo y he pedido el mismo complejo vitamínico que ella.

– ¿En pastillas o en jarabe?

– Mire a ver si lo tiene en gel de ducha…

¡Y ahora, a esprintar!

23 pensamientos en “De dobles y de complejos antiaging

  1. Vamos por partes….Eufemística forma de decir que mientras caga se lava la cara (el agua caliente en ayunas, es lo que hace).
    Otra cosa, me he leído el artículo y no me creo ni loca que con esa dieta que dice que lleva esté como está. Vamos, que según ella es más sana la carne procesada que un filete…. ¡Amos, anda!
    Un beso. Y gracias por ilustrarnos, pero yo creo como tú, que es una doble, no de 40 años, sino de 30, como mucho, jaja.

    Me gusta

  2. …yo te cuento más que la teoría, la práctica por la que me dejé barba (por si sirve) …hace unos años me caí de la moto y me rompí el codo (el derecho) No, no me afeitaba con el codo, lo hacía con cuchilla (de doble hoja) y con la mano; cuando se rompe un el codo, no solo no me podía afeitar sino que también me costaba darle al click del ratón (aquel que usas tú para hacer los enlaces) Dicho lo anterior, lo de la caída fue porque miraba a una chica creo que rubia pero si que recuerdo que con minifalda -como se lo conté a mi mujer, lo digo públicamente- Pues la barba creció como también los 5 minutos que gané de descanso todas las mañanas; alguna mujer me dijo que me quedaba bien y no me la he quitado. Mi madre me dice de vez en cuando que me la quite y puede que tb por eso no me la haya quitado. Aunque creo que no me la quito por la cara de “mono” que se le queda a uno cuando has poblado bello en tu cara. No sé si te servirá para la teoría de Felipe, pues no tengo ni reino ni caballo …conservo la barba y la moto aunque me notificaron so pena de multa que le debo la ITV…

    Un Saludo.

    Me gusta

  3. Lo del efecto depurador al final no es más que le entren a una las ganas de cagar, yo con el café y el cigarro también me las apaño, y con las cremas del Mercadona, porque lo que tengo claro es que prefiero arrugas que tener esa cara de si me giro deprisa me desmonto.
    Me hace mucha gracias que cuando estos encantadores personajes hablan de sus trucos jamás nombran ni operaciones, ni botox, por no hablar de recordarnos que lo que vemos en la revista no es ella ni su doble, sino que ha pasado tanto photoshop que es un dibujo animado.
    Al final Carmen esta gente recién levantada da miedo, mucho miedo, parecen en proceso de descomposición.
    Besos, que más quisieran ellas que madurar con dignidad como hacemos la gente del “pueblo”

    Me gusta

  4. La Preysler se conservará bien pero no deja de ser esclava de sus juventudes … o apariencia de juventudes. Mi abuela ni tomaba complejos vitamínicos ni bebía vasos de agua caliente pero duró mucho y era súper simpática.

    Me gusta

  5. He leído el artículo esta mañana y desde entonces tengo una duda: ¿tomar un té en ayunas sirve como vaso de agua caliente? No lo tengo muy claro.
    Lo de la teoría de los dobles me encanta. En el caso de la Preysler es inevitable. En el del Príncipe, voy a fijarme más en él a partir de ahora a ver si descubro algo…

    Me gusta

    • Pues sí por la parte del agua caliente, pero yo creo que el té le da un aporte. Si a eso vamos, daría igual tomarse un té, o una manzanilla, o un poleo menta, y yo creo que no da igual. Te digo, porque yo tomo té por la mañana y poleo después de las comidas.
      En cuanto al príncipe, lo han cambiado.

      Me gusta

  6. Yo estoy convencida de que el príncipe que vemos es un doble. Ella últimamente lo mira con arrobo, cosa que jamás hizo con el verdadero.
    La preysler no creo que sea un doble. Las filipinas tienen muy buen cutis y las arrugas le tardan en aparecer, el tema es que los tratamientos que se hace en ese instituto de belleza al que va una vez al mes, le tienen los múculos de la cara paralizados y parece que va a empezar a dar vueltas como las muñecas de las cajas de música antiguas.
    El cirujano que la retoca también ha tendo sus deslices, con su nariz y el mentón, pero es que el mejor escribano echa un borrón.
    Besazo

    Me gusta

  7. La teoría del doble va tomando cuerpo y aumentando en credibilidad (que no en edad). La Preysler tiene un doble fijo. Es más, yo creo que la auténtica murió hace ya un tiempo y le ha sustituido una hija que tuvo con un desconocido (y seguramente filipino también)

    Me gusta

  8. Seguro que la Preysler tiene un doble, es más yo creo que debe ser una hija secreta jajajajajaja y el Príncipe estoy completamente segura que no es el mismo que se casó con la Leti, ¿no os dáis cuenta que desde este verano la Leti le sonríe sin parar? que es otro que tiene más “gracia” y la hace sonreir.
    Besinos

    Me gusta

Gracias por dejar un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s