Indemnizaciones e impedimentas

boe unmundoparacurraLeo el otro día en un suelto del ABC que “Perder la nariz en accidente de trabajo tiene más indemnización que perder los testículos“. Naturalmente, me detuve a leer la noticia completa y me entretuve en consultar el BOE (click a su derecha), no fuera a ser que el periódico me contara alguna milonga, que es algo a lo que tiene mucha afición la prensa. Y no. En efecto, el baremo actualizado dice que por perder la nariz te pagan 7.940 euros y por los testículos (los dos, aclaran), 6.380 euros. Y sin embargo fíjense que por quedarte sin olfato la indemnización es sólo de 1.210 €. Mucha diferencia me parece entre nariz y olfato, lo que me lleva a pensar que, para la Administración, lo grave no es que te quedes sin olfato para los negocios, sino que se note. Y sin duda, ahí tienen vds una explicación para comprender el escaso retorno de las inversiones públicas, y si no piensen en esos aeropuertos, carreteras, auditorios y demás imbecilidades en las que se han gastado nuestros dineros, que dicen “me da en la nariz que esto va a ser un éxito” y allá que vamos, tras la nariz de cualquier político de falanges intactas pero con una anosmia de caballo.

Perder una oreja se cotiza a 1.810 y curiosamente, por perder las dos te pagan más del doble, exactamente 3.830. Que dos orejas son más que una ya lo intuíamos desde la gira de Victor Manuel y Ana Belén en los años 90, no crean que el BOE descubre nada nuevo. Y se podría sospechar que el ministro de turno no sabe sumar de no ser porque el caso se repite con testículos y ovarios, y ya sería excesivo pensar que sumando 1+1 se equivoquen tres veces. Oigan, y que tiene también toda la lógica del mundo que se pague más por dos huevos que por uno, porque hay decisiones que sólo se entienden si se toman con un par.

En el capítulo de apéndices, la pérdida del pene se paga según cómo afecte a la capacidad “coeundi” y de micción, sin entrar en más detalles. Como es natural, ni se les pasa por la cabeza poner una escala de tamaños. Hubiera sido una temeridad. Especialmente porque la prueba que se presenta ya va cercenada y para saber lo que había antes sólo nos queda la palabra del interesado, que es de esperar que exagere un poco. Sí que me extraña que no ponga nada sobre cómo puede afectar a las decisiones que afectan a la “potestas“, y es que se ve que con un latinajo ya llevaba bastante el pobre funcionario que lo redactó, y cuya aprensión es comprensible. En fin, si siguen mirando, sospecharán que el gobierno del PP es insoportablemente sectario cuando discrimina entre los dedos derechos o izquierdos de las manos en favor de aquéllos, hasta que se llega a una anotación final en la que la igualdad triunfa en favor de esa minoría de zurdos que tan nerviosos nos ponen a los diestros cuando enarbolan unas tijeras.

Bien, el asunto no da para más en una tarde de domingo. Voy a leer el periódico de hoy, a ver qué trae para mañana.

16 pensamientos en “Indemnizaciones e impedimentas

  1. Impresionada me tienes con esta noticia! Pero leyendo la aclaración y toda tu disertación se entiende mucho mejor.
    Tiene su punto simpático el de la comparativa de las indemnizaciones, para quien no se ve afectado, por supuesto!
    Buena entrada para una tarde de domingo.
    La semana que empieza? No creo que venga llena de buenas noticias…

    Me gusta

    • Noticias buenas tal vez no haya: habrá que fabricarlas y tomarse la vida con humor.

      Claro que un afectado no se reirá nada, ni le parecerá nada simpática la comparativa. ¡Espero que no se moleste nadie!

      Me gusta

  2. Soy zurda y también me pone muy nerviosa ver a un diestro intentando cortar un pollo en trocitos con una macheta gigante. 😛
    Gracias por la lista, me la voy a estudiar a ver que me corto cuando necesite dinero.
    Besazo

    Me gusta

  3. Muy gracioso, sí señora.

    Y yo que el otro día estuve buscando la actualización de las indemnizaciones de lesiones y secuelas para accidentes de circulación (que es el que suele aplicarse para cualquier otro, que no se accidente laboral) porque tengo un asunto de un tipo al que le pegaron una patada en una discoteca. Pero no una patada cualquiera: aparte de haber estado 259 días incapacitado para su actividad habitual y haber perdido el trabajo, le han quedado unas secuelas importantes.

    Bueno, que me enrollo. Muy agudas tus observaciones.

    Me gusta

Gracias por dejar un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s