Cambiar un recuerdo

El Real Madrid no pudo llegar a la final de la Champions League este año porque perdió el partido de vuelta de semifinales en el Bernabéu contra el Bayern. Aquel partido se perdió en la tanda de penaltis, que no es en absoluto una lotería sino un castigo para la tensión arterial de cualquier aficionado, aparte de un buen jarabe de palo para el equipo que pierde y que luego se lamenta de no haber sido capaz de meter el golito de la clasificación durante 120 minutos. Pero yo supongo, y sólo lo supongo, que para los jugadores no debe ser tampoco un plato de gusto…

Sergio Ramos, un jugador de quien la mayoría guarda una primera impresión llegando como el Tony Manero de Camas a la capital para firmar su contrato, mandó en aquella semifinal su disparo a la luna y se convirtió entonces en el pimpampum de todas las bromas y de todos los chascarrillos no ya en Madrid, sino en toda España. Poco importaba que Cristiano y Kaká, uno delantero y otro mediapunta, ambos Balón de oro y ambos FIFA World Player, hubieran fallado en su turno. Ramos, un jugador magnífico a quien todos los graciosos de España ya recordaban por la imagen de una copa del rey descacharrándose a cámara lenta desde un autobús de celebración, ahora iba a ser recordado por aquel penalty que apeaba al Real Madrid de la Décima. La gran mayoría de los jugadores no podrá fallar nunca un penalti como ése por la misma razón que la Reina de España no se podrá romper nunca una uña fregando platos. Una bendita cruz de la que aquí se reía todo el mundo, y algunos hasta babeaban un poco de hiel.

Y ayer Sergio Ramos, con una final de Eurocopa sobre el tapete, se volvió a presentar voluntario para la lista de los penaltis. Y no sólo hizo gol sino que además cambió para siempre el recuerdo que, a partir de ahora, tendrán los españoles de él. Bien hecho, Sergio Ramos, bien hecho.

14 pensamientos en “Cambiar un recuerdo

  1. ¿Viste la cara de Del Bosque tras el lanzamiento?

    Gracias a Dios entró , pero imagina por un momento que tira así, a lo Panenka, y lo falla. Sus episodios de la Celebración de Copa y del penalty contra el Bayern serían solo una anécdota.

    Me gusta

  2. jajajaj Estoy con Pater. La cara de Del Bsque fué muy elocuente.
    Pero a mi me da igual porque Sergio Ramos es un tio que me encanta, los tiene muy bien puestos y no se calla si le tocan la moral. Lo dicho, me encanta.
    Besitos

    Me gusta

  3. El que no consigue cambiar los recuerdos es Cristiano Ronaldo. Como dice un hermano mío, ese chico desparece en los grandes compromisos. Para nuestra bendita suerte, yo todavía no puedo creer que fallase lo que falló anoche. Y lo del minuto 89 es para que tenga pesadillas todo el verano.

    Lo de Ramos, fantástico.

    Me gusta

  4. …yo más que la cara de Del Bosque me he fijado en la locución del locutor …

    ¡Ramos …grabro i dodia! me ha sonado a “ucraniano” , igual quería decir Ramos …Bravo y Gloria (?)

    Me gusta

    • Pues busqué otra grabación, porque justamente a mí me parecía que le llamaba otra cosa, no muy agradable. No tengo ni la más remota idea de en qué idioma hablan 🙂

      Me gusta

Gracias por dejar un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s