Un nuevo coche

Tengo coche nuevo. Será el sexto coche que tengo, el quinto que estreno y el cuarto que saco del concesionario. En puridad, el primer coche del que dispuse fue el de mi padre, un Renault 12 blanco que yo creo que no me quedaba muy bien, pero ¿qué podía hacer, si no tenía otro?. La primera vez que conduje aquel coche (realmente lo movi un poco nada más) fue en el garaje del poblachón. Mi padre me había enviado a recoger algo, y yo lo arranqué y metí marcha atrás, para ver qué tal. Me pilló, claro, y cuando me bajé del coche me dió un cachete en la cabeza, esos cachetes que no duelen, que solo despeinan. Yo creo que estuvo riéndose tres o cuatro días, y no le sorprendió mucho que no se me calara. Y es que no tenía el carnet pero ya sabía conducir. Me había enseñado un novio que tenía entonces, primero con el coche de su padre, que era automático, y luego con el suyo, un Simca 1000 (no vale hacer bromas…).

El coche que más ilusión me hizo fue, claro, el primero que me compré, un Lancia Delta rojo. Realmente no lo elegí yo, sino que me lo eligió mi cuñado, que me convenció para que me comprara ese coche tan macarra. La verdad es que tampoco me pegaba nada aquel coche. Mi amiga Ana C., que sé que me lee, se acordará de aquella matrícula capicúa, M-LG. Es cierto que era un tiro, y un coche divertidísimo, pero lo acabé vendiendo porque me costaba más que un hijo tonto. Una de las muchísimas veces que lo llevé al taller le dije al mecánico que me parecía que el coche gastaba mucho aceite. Sin inmutarse me contestó “bueno, pues le echaré más”. Así es que entre eso, y que no me quedaba bien, lo cambié por un Honda Civic blanco. Ese sí me quedaba monísimo y fue un coche maravilloso incluso después de vendérselo a un buen amigo.

Según mi sobrino, que me ha acompañado al concesionario, este nuevo me queda mucho mejor que el que tenía hasta ahora. Claro que no puede decirme otra cosa distinta, porque fui con él a probármelo. No les puedo decir cuál es la opinión de mi madre porque hoy ha hecho como en las seis veces anteriores:

Mamá ¿Quieres bajar a verlo?

– No, hija, ¿para qué? Ya lo veré…

En fin, cuando lo he sacado del concesionario era blanco. A ver cuanto tardan las palomas en decorarlo…

 

10 pensamientos en “Un nuevo coche

  1. Cómo que no vale hacer bromas??? pues no digas cual essssss… y si no te la hago es porque ando estupefacta con tu colección de coches. Pero a quién le queda bien un Lancia Delta? yo creo que ni a los macarras y luego vas y te compras un Civic…ejem ejem, no has seguido contando los demás pero me suena que el último que ha caido ha sido un Kia Ceed y como era ya pasarse lo has escogido blanco para rebajarlo de categoria, jajajaj

    Bueno aqui lo que importa es que te dure muchos kilómetros, que su mantenimiento sea mínimo y vayas cómoda con él, lo demás es puro marketing para gastarte un dinero que no tienes en algo que no necesitas 🙂

    Me gusta

    • Uisss, casi acierto pero yo pensé en el modelo anterior. Eso sí, las palabras coche y mono son incompatibles…no notas cómo se quieren pegar cuando intentas juntarlas?

      Y como va de aciertos yo también quiero jugar. Lo del Kia te lo dije porque últimamente sólo veo esos coches por todas partes pero asi pensando te diría un Ford Focus que el blanco le quedaba bien aunque la nueva versión no es tan redonda e igual no te gusta asi que me decantaré por un Citroen C4 aunque me pasa igual que el anterior. Como te van los adjetivos debería decirte un Volvo C30 que para eso le añaden coche “femenino”…

      Me gusta

  2. Nos dejas en la incertidumbre sobre qué coche te has comprado. Así que toca adivinar, supongo. Tampoco nos hablas del resto de coches que nos mostrarían la línea ‘evolutiva’. Así que te voy a imaginar en un BMW blanco que también da un cierto estilo macarrilla… 😛

    Me gusta

  3. Supongo que lo has hecho con toda la intención del mundo, pero te has “olvidado” de decir qué coche tienes ahora. Pero como hemos venido a jugar, diré que es un Audi A3 (podría hacer la bromita de que es un A7 por aquello decla diferencia de puntos entre tu equipo y el segundo clasificado, pero como este domingo puede reducirse …)

    Me gusta

  4. Pues no quería jugar, pero reconozco que sabía que me arriesgaba. Por cierto, que noto un cierto cachondeillo en los comentarios que, vaya, aunque lo que me parece fatal que os imaginéis que soy una macarrilla. esto no os lo perdono 🙂 Lo del Lancia Delta fue, en fin, un mal consejo, pero eso fue todo, luego me rehice. Ahora miedo me da deciros más… Bien. El siguiente fue un Saab 93 azul marino, luego un Mini blanco con el techo negro y el último un Saab 95 azul plateado que NO elegí yo.

    Sobre vuestras apuestas, de 1 a 10 Sinube un 2 (¿Un Ford Focus??? Un C4 podría ser, pero ¿Un Ford Focus???), Desgraciaíto un 6 y Pater un 8.

    Me gusta

Gracias por dejar un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s