¿Por qué no te callas?

No, no voy a hablar hoy de aquella situación tan hilarante protagonizada por el rey Juan Carlos y Hugo Chávez hace unos años, sino que hablaré del cine. Del cine francés, en concreto.

Entre los Goya y los Oscars nos han pasado desapercibidos los premios César (pronúnciese sesaggg, con acento en la aggg), que son, como a los franceses les gusta publicitar, la antesala de los Oscar. Naturalmente, para ellos los Globos de Oro son la antesala de la antesala, o sea, el descansillo de la escalera aproximadamente. En cuanto a los Goya, su consideración bascula entre el cuarto de la chacha y ese pequeño aseo donde mandamos a lavarse las manos al fontanero.

Los franceses han elegido como nombre para sus premios el del escultor que creó la estatuilla, una especie de tableta de turrón de guirlache. Por supuesto, nada que ver con aquel emperador romano que conquistó Las Galias con el único objetivo de escribir después un libro y que luego se dedicó a desparramar frases ingeniosas del tipo Veni, vidi, vinci o Alea Jacta est por otros pueblos mucho más ignorantes y de menor glamour.  Finalmente, en París ya nadie espera que Vercingetórix levante la cabeza y por otra parte, muerto Goscinny y retirado Uderzo, podemos concluir que toda la Galia está ocupada. Así es que, para sus guirlaches, los franceses hacen películas como la de un tal Philippe Le Guay (del Paraguay), que se llama Les femmes du 6ème étage, y le dan el Sesagg a Carmen Maura (pronúnciese Mogáaa), que estará seguramente excelente en el papel de vecina espangouine del inmueble.

Pero ya pensando en dar el gran paso al salón, los franceses debieron preguntarse ¿Cómo hacer para que nos den un Oscar? Y en un acto heroico que es muy de agradecer, determinaron que lo más práctico era cerrar la boca. Y es que cuando se quedan mudos, los franceses no sólo lo bordan: es que reciben el agradecimiento del mundo entero. Mundo entero que les otorga también el premio a la mejor Banda Sonora, para que no empiecen a quejarse de que no se les escucha, que estos galos son muy resabiados y te montan un Alesia por un quítame allá un purcuá.

Lo que nunca nos reconocerán es que, en el fondo, le han copiado la idea al Rey de España, aquel inolvidable ¿Por qué no te callas? Ay, si sus guiñoles se propusieran salir en los Simpson… Pues eso: que tendrían que echarle talento y salir Dujardin.

PS: Después de esta entrada, espero conservar al menos un amigo francés. Al menos al que me ha dado la idea…

19 pensamientos en “¿Por qué no te callas?

  1. ¡Siempre chispeante!. Espero que esto no te cueste la amistad de nadie, Carmen. Pero si ocurriera te quedará al menos el consuelo de haber peridido a un amigo sin sentido del humor. Que no digo yo que no sea una pérdida, pero no lo calificaría como una tragedia.

    Me gusta

  2. Creo conocerlos bien, y no temo correr ningún peligro. Era una manera de agradecer la idea al amigo francés que me la ha dado.

    Gracias por tu comentario.

    Me gusta

  3. Lo bueno de darte una idea, es que siempre le sacas todo su jugo… Y una amistad de más de 20 años no se va a perder por un post en el que se nota todo el cariño que tienes por Galia

    Je t’embrasse

    Me gusta

    • Bueno, yo el cariño se lo tengo a algunos galos. Ya sabes, Astérix, Obélix, y algunos otros sin trenzas.

      Y sí: es buenísimo rodearse de personas con buenas ideas, siempre lo he sostenido.

      Je t’embrasse et te remercie.

      Me gusta

  4. Si hay algo que se reconoce es la finura del humor. Esta es demasiado profunda para la carcajada, pero sí para mantener la sonrisa desde el inicio hasta el final… ¡¡aún con orígenes franceses!!!

    Me gusta

  5. Yo no sé si cada día escribes mejor o cada día te leo mejor, pero lo cierto es que cada vez me gustan más tus entradas.

    Mi próxima entrada será “muda”. A ver si así consigo un Sesaggg. 😉

    Me gusta

      • ¡Pater! Perdón, perdón, perdón!!!!!! He visto tu comentario esta mañana, antes de irme a la oficina, y me he reído mucho además, aparte de sentirme medio centímetro más alta y medio más delgada. Pero me han cambiado la navegación… Lo siento de verdad.

        Me siento fatal.

        Había pensado contestarte que Agggg!, pero ya no tiene gracia.

        En fin, muchas gracias por el piropo. Pero creo que cada día me lees mejor.

        Perdón, perdón, perdón…

        Me gusta

  6. Y esos españolitos de los 60 que cruzaban la frontera donde les aguardaban todo tipo de placeres prohibidos en España…antaño le verde empezaba en los pirineos!

    Au revoir, dijo Voltaire lanzando el chapeau al aire…..

    Me gusta

  7. Me da que la Maura ya es ‘oficialmente’ francesa. Es lo que tienen estos galos tan acogedores, que si algo les gusta, lo convierten en francés a la velocidad del rayo.

    Me gusta

    • Los franceses son en muchos aspectos admirables, aunque yo me los tome un poco a risa. Yo admiro su republicanismo, su escuela, y su capacidad de, efectivamente, defender lo suyo. Son un gran país, incluyendo a los franceses.

      Me gusta

Gracias por dejar un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s