Tipografías

Ver un documento escrito con tipografía Comic Sans y ponerme mala es todo uno. Es una tipografía que no puedo soportar, ya conoces mis manías. Otro día te hablaré de los fondos de mail, o de algunas firmas automáticas que son como puñetazos. Pero hoy le ha tocado a las “tipos”, tú sabes por qué.

Cuando llegué a este puesto me encontré con que esa era la simpática y original tipografía que se usaba. Para el exterior, no te lo pierdas. En interno se usaba cualquiera que saliera del ordenador. Cuando comprendí que lo hacían aposta tuve que combatir un previsible desmayo, y tardé un par de días en salir de la estupefacción. La tercera de mis instrucciones fue que no volvieran a utilizar esa tipografía en ningún documento. Y mucho menos en un acta, por no hablar de un presupuesto o de una presentación. Entre los documentos se incluían, naturalmente, los e-mails. No hizo falta repetirlo: mi cara, mi tono, y mi dedo índice extendido fueron suficientemente jupiterinos como para que se comprendiera al instante que el asunto me importaba y que hablaba muy en serio. Sin embargo, rearmé la sonrisa y el sentido de la persuasión para contestar a la pregunta de por qué.

Igual me pasé un poco en el juicio, lo admito, pero había que ser muy contundente: un momento de duda y tendría que corregir esa puñetera tipografía cada mañana. Por supuesto que después de esto, la siguiente pregunta que tuve que responder fue ¿Y cuál ponemos? 

No me preguntes cuál usamos ahora, porque no me acuerdo. Será, probablemente, la clásica Times o la insípida Arial. La verdad, querido, es que eso es algo que ya ha dejado de preocuparme.

10 pensamientos en “Tipografías

  1. En el correo, utilizo una calibrí, azul negro, y en documentos de trabajo, por imperativo mandato,la arial negra, muchas veces en 24, interlineado 1 y medio. Para que no sea necesario ponerse gafas.

    Durante muchos años utilicé una Bookman Old Style que me sigue pareciendo preciosa, pero me harté de que me llamasen antigua. Y en el blog utilizo una Trebuchet.

    Me gusta

  2. La calibri se usa mucho en correos, es muy agradable. En este blog venía de serie la Georgia, que no está mal. Pensé en cambiarla, pero sé que terminaría dándome dolor de cabeza.

    ¿En 24? Sólo se me ocurre aquello de “oh, oh Magoo, es extraoooordinario”

    Me gusta

    • Ana, sin ofender. No es una cuestión de personalidad. Si te gusta la comic, perfecto, pero seguro que cuando escribas algo, tienes que saber que hay ciertas tipografías que “visten mal” una carta, un CV, una factura, un informe, un email, hazlo por ellos 🙂

      Me gusta

  3. Pingback: Multas cuquis | Un mundo para Curra

Gracias por dejar un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s