Las tribus liberales, de María Blanco

C_Las tribus liberales.inddMaría Blanco es doctora en Ciencias Económicas y profesora de Historia del Pensamiento económico en la universidad CEU San Pablo. Es una mujer a la que sigo en Twitter y en su blog (que actualiza poco), y en sus artículos de prensa. También es miembro del Instituto Juan de Mariana. Así es que ninguna sorpresa sobre la identidad e ideología de esta mujer, con quien me he cruzado algún domingo soleado cuando ella iba a desayunar y yo a bajar a Curra. Y dicho esto, vamos con su libro.

Las tribus liberales es un libro en el que no se habla tanto de economía como de la idea liberal de organización de la sociedad. Como dice el título, se trata de una deconstrucción de la mitología liberal. Las tribus liberales, como dice Blanco, son muchas, y pierden un tiempo muy valioso en arrogarse la marca, el label de liberal, cuando al final todos, en mayor o menor medida, defienden al individuo y su libertad como base ética sobre la que fundar la organización de la sociedad. Nos recuerda, casi desde el principio, que la libertad individual lleva aparejada la responsabilidad individual. Hablamos de libertad y de responsabilidad, en contraposición al intervencionismo “de derechas y de izquierdas” que tiene adormecida a la sociedad y que nos deja en manos de señores que pastorean la colectividad, ese magma que nos convierte en niños y en el que otros deciden cómo tenemos que ser felices.

El libro está organizado en 4 partes: el liberalismo en el templo de Atenea, es decir, en la Universidad y en el mundo académico; el liberalismo en el templo de Eris, en el que nos habla de liberalismo y política; el liberalismo más allá del Olimpo, esto es, en la calle, entre ciudadanos que son masa confusa y que se somete a la propaganda rampante; y finalmente, el liberalismo en el Hades, tal vez el capítulo más interesante en el que aborda los principales mitos demoníacos del liberalismo, prejuicios que casi imposibilitan cualquier diálogo (ya se sabe, el liberalismo es prostitución infantil, bla, bla, bla…). Y a través de estos capítulos vamos descubriendo las diferentes corrientes liberales en las que no hay tantas diferencias, aunque se esfuercen mucho en revelarlas.

El libro está muy bien, es ágil y se lee con mucho interés. Blanco nos explica sus ideas y las razona, a veces partiendo del ser humano en su estado natural, el hombre cazador-recolector o los mecanismos naturales de nuestra mente, a veces trayéndose del bracete algún pensador de fuste, a veces poniéndonos delante la vida tal y como la conocemos, estos estados intervencionistas en los que el “crony-capitalism”, ese capitalismo de amiguetes al que estamos sometidos, vive rampante de nuestro esfuerzo.

En fin, que uno espera encontrar una relación de nombres y una disección de corrientes de pensamiento, y se encuentra con un libro muy lúcido y escrito de forma muy amena. No estoy de acuerdo con todo lo que nos dice, ni le compro algunas de sus ideas, pero se agradece la honestidad del análisis y, sobre todo, el esfuerzo de divulgación. Léanlo, especialmente si creen que el intervencionismo y la socialdemocracia (de derechas o de izquierdas) acabará con los pobres y con el hambre en el mundo y que la ausencia de coacción implica vivir poco menos que en la selva. Seguramente este libro no les cambie su manera de pensar pero al menos dejarán de decir algunas tonterías.

6 pensamientos en “Las tribus liberales, de María Blanco

  1. Pingback: Libros 2014: se acabó. – Un mundo para Curra

Gracias por dejar un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s