Mi vuelta de semifinales

avatar championEsta entrada de hoy en realidad hablará en todo caso de cómo no vi el partido de vuelta de la semifinal de Copa de Europa en el que el Madrid le metió 4 al Bayern en su casa. De este partido he visto los goles por youtube (gracias a Hombre Revenido), he leído las crónicas de los periódicos (incluyendo l’Equipe) y los veinte primeros minutos en diferido.

Como les había dicho, yo ayer estaba en París, invitada a una fiesta de despedida seguida de una cena. Así es que sabía que no vería el partido. Un atasco fabuloso en París me cambió los planes, y sólo tuve tiempo para dejar la maleta en el hotel y salir corriendo, sin poder cargar el movil. Una penuria moderna que merece un tratado. Y como había que economizar, no me conecté hasta bien entradas las 9, con el partido empezado. Mi móvil murió con el 0-2, pero el caballero que cenaba a mi lado debía de tener la batería al 100%, porque me tuvo en un sinvivir buena parte de la cena, diciéndome que el Bayern estaba remontando… Tengo la sensación de que me he perdido un partido de los que hacen historia. Pero qué buen despertar, a pesar del despertador a las 6 de la mañana, qué buena mañana y qué buen día estoy pasando. Y eso que no lo vi.

Bueno, pues ya estamos en la final, paso imprescindible para ganarla. Ya será momento de calentar motores y de ponerme en plan prepotente, como dice ese comentarista equivocado que tengo. Me llamaron tarada por preferir al Bayern, pero al final, ha sido tan épico como estaba previsto, si no mucho más. Si se quiere ser grande, hay que estar dispuesto a perder con los grandes mientras se prepara uno para ganarlos. Algo como lo de “si vis pacem para bellum”, que se me viene a la cabeza, aunque hoy estoy tan cansada que creo que no sabría explicar por qué digo esto.

Hoy queda la otra semifinal. Sigo prefiriendo al Atleti, por lo que dije hace unos post sobre una final con dos equipos madrileños. Es un rival que este año, desde luego está a la altura del evento. Pero veremos, que Mou es mucho Mou.

En todo caso y en el fondo, a mí me da igual. No se puede ganar la Décima, el Grial madridista, como le llaman, sin llegar a la final. Y esto está conseguido. ¿El otro finalista? A mí plin.

 

 

2 pensamientos en “Mi vuelta de semifinales

Gracias por dejar un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s