Viaje del verano

Pues al final no me he ido a China. Un día después de contárselo a vds, en la agencia de viajes empezaron a marearme. Un viaje en teoría de 8 días se convertía, de facto, en uno de 5, el precio aumentaba cerca de un 20% y si queríamos ir vía París teníamos que cambiar de aeropuerto. Yo lo achaqué a que hay agencias de viaje en las que los dependientes que ayer estaban vendiendo sujetadores, hoy te están sacando billetes de trenes, pero no. Los especialistas, más serios eso sí, tampoco me acababan de poner las cosas fáciles, por medio el tiempo me empezó a comer por los pies y me encontré con una desproporción enorme entre el precio del viaje y la premura de la decisión. Y es que los españoles nos hemos acostumbrado a ir sin visado a todas partes, y cuando nos lo encontramos en el camino nos supone una deadline insuperable. En fin, sea: China estará siempre allí, chinos habrá siempre aquí, y otra vez será.

A cambio, he hecho un viaje realmente encantador, de emociones diferentes, emociones a veces muy potentes. Meter en el mismo viaje Boston, Filadelfia y Washington supone irse a visitar otro país, sí, pero también otra historia, porque te topas con señores con levita o peluca un poco por todas partes. Desde el Independence Hall de Filadelfia, al Capitolio de Washington, pasando por el State House de Boston, por ahí andaba la declaración de independencia y la Constitución de los EEUU recordándonos a cada momento lo que es un país que se respeta a sí mismo y en el que no se andan con bromas cuando se trata de respetar las leyes, y desde luego no se cambian para poder cumplirlas. Sí, ya sé, ya sé, lo de los drones, lo de Guantánamo, lo de elegir al memo de Bush, ya sé, ya sé. Pero he estado en un país en el que se hablaba de igualdad y libertad antes de que se tomara la Bastilla, en el que se honra a sus mayores, a su historia y a sus muertos, donde la costurera que se inventó la bandera tiene un memorial respetado por todos, y en el que los errores de su historia, sus episodios vergonzantes, se reconocen con serenidad y sin ánimo de revancha. Así que cuando aterricé en Madrid, volví a lo que somos: un país echado a perder.

Y aparte del “coté” cultureta y político, decirles que Boston es una ciudad muy elegante, Filadelfia una ciudad muy estilosa y Washington una ciudad muy XXL, y las tres son ciudades muy recomendables. Los aviones y los trenes se han comportado como deben, y hasta el tiempo nos ha querido respetar. Eso sí, el lunes tengo hora con el fisio para que me arregle el cuerpo, porque lo he traído desvencijado de tanto caminar. Al menos los dedos no me duelen, así es que tal vez empiece a actualizar el blog, que lo tengo abandonadísimo. Veremos si las vacaciones dan de sí también para esto. De momento les dejo una fotito conmemorativa, y de lo demás, ya veremos.

20130817-134946.jpg

7 pensamientos en “Viaje del verano

  1. ¡¡Es una zona de USA que me encanta!! cierto es que como tenemos mucha familia por allí, las visitas se hacen mucho más entrañables. Además es una zona preciosa. De las tres Philadelphia, es mi preferida me parece una ciudad realmente hermosa. Aunque Washington me gusta mucho también, tiene barrios preciosos. Boston lo conozco de pasada, practicamente nada.
    Y del resto…solo te puedo decir que hasta que un pueblo no se siente orgulloso de su historia, con sus luces y sus sombras, no puede ser grande.
    Besazo y descansa que las vacaciones cansan mucho 😛

    Me gusta

    • ¿Suerte? No sé, pero he pagado el viaje y las vacaciones las tengo por convenio… 🙂

      Sí, es una suerte poder viajar, a mí me encanta. Te quita todas las penas, aunque te pone otras de país que no sé, no sé.

      Descansaré, descuida.

      Y gracias por pasarte. Tú y Dolega sois de los pocos que actualizais. Los blogs en verano son un erial.

      Me gusta

  2. Esas ciudades no las conozco. La verdad es que casí podría decir como el del chiste:

    – ¿Cuantas veces has estado en Nueva York?
    – Oh, no muchas, una o ninguna

    Bueno ya en serio, en NY si estuve una vez y también en Pittsburgh y en Atlanta, y de la costa este eso es todo. Pero a mi lo que de verdad me llama y me gustaría visitar son los Parques Nacionales de las Montañas Rocosas: Yellowstone, Yosemite, el Gran Cañón, Monument Valley, etc. Aunque vivi en en Arizona varios meses por razones de trabajo, lo fui dejando pensando que más adelante tendría tiempo, y me repatriaron antes de lo que pensaba.
    Tendré que empezar a jugar a la loteria, para poder pagarme el viaje 😦

    Me gusta

Gracias por dejar un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s