El porqué de las cebras

Vengo en el coche oyendo en la radio a un señor al que han preguntado por qué las cebras tienen rayas. Antes de qué él empiece a contar todas las teorías que hay sobre esta interesante cuestión, me asalta una duda: ¿las rayas de las cebras son negras o blancas? Rápidamente, como si me leyera el pensamiento, el hombre explica que las cebras son negras en la tripa de su madre, y luego empiezan a salirles las rayas blancas. Y lo dice así, de pasada, como si se tratara de algo que sabe todo el mundo, incluso que yo lo sé, aunque yo no lo sé, o no lo sabía, porque ahora que lo ha dicho ya lo sé, y es así como únicamente se entiende que lo haya dicho así, de pasada. ¿Me siguen? Son ustedes terriblemente listos.

Así es que recuerdo más o menos tres de las teorías sobre las rayas de las cebras. Digo más o menos porque cuando se va en el coche la atención está en muchas cosas distintas, ya saben, el volante, los otros coches, los radares, los pasos de cebra, con sus peatones temblorosos a los lados. En fin, la primera de las teorías es la que dice que son una defensa contra los tábanos, que se marean y no se acercan mucho o, al menos, no se quedan lo suficiente como para molestar demasiado. Otra teoría dice que es para defenderse de los depredadores, que cuando las ven en grupo se marean. Y la tercera que medio recuerdo tiene tambien que ver con agresiones de otros bichos y con mareos disuasorios.

La cuestión, sin embargo, no es cuál de todas las teorías es la buena. La cuestión es por qué, si llevar rayas supone un escudo tan eficaz contra la agresión de otros bichos (un mundo cruel, ya saben), por qué, me pregunto yo, sólo las cebras tienen rayas, y no todos los animales. Por ejemplo, ese antílope de la 2, que siempre corre despavorido, unas veces delante de una leona y otras perseguido por un hambriento tigre. Si tuviera unas cuantas rayas se ahorraría muchos sofocones, desde luego.

Me dirán ustedes que si todos los animalitos de la sabana tuvieran rayas, entonces su efecto disuasorio desaparecería. Probablemente, pero el mareo sería realmente atroz. Y en este caso, el antílope correría haciendo eses, igual que la leona o que el hambriento tigre. Figúrense el espectáculo.

En fin, yo sigo sin saber por qué las cebras tienen rayas, pero a cambio puedo argumentar por qué los documentales de animales son relegados a la 2 de Televisión Española. Menos da una piedra.

7 pensamientos en “El porqué de las cebras

  1. Me ha gustado mucho la idea de ir pensando en las rayas de las cebras a la vez que se piensa en un paso de cebra 🙂 Curioso, las rayas de los pasos de cebra son blancas, como las de las cebras!
    Por qué no todos los animales tienen rayas tiene que ver, creo, con la evolución, con lo que llaman divergencia evolutiva: cada animal tiene unas estrategias de supervivencia según la especie: unos tienen rayas, otros corren más rápido, otros son venenosos, otros tienen colores chillones…

    Me gusta

    • La explicación sin duda es esa, y es que lo hacen para sobrevivir. Sin embargo, lo que decía el señor de la radio es que no había una teoría concluyente sobre el efecto de las rayas, es decir, para qué servían. Qué curiosos son los bichos.

      Me gusta

  2. Las cebras adultas, si no recuerdo mal, tienen la barriga blanca; luego son blancas con rayas negras, independientemente del color que tengan cuando son fetos.
    Por otro lado, si ves un tigre corriendo por la sabana, se habrá escapado de un circo, o de un zoo.

    Me gusta

    • Sí parece que tienen la barriga blanca. Pero igual es una enorme raya 🙂 No, en serio, es posible que tengas razón, porque ese señor de la radio tampoco parecía un gran especialista. Y yo no tengo ni idea.

      Lo del tigre es verdad. Una licencia que me he tomado. O un despiste. O una falta de reflexión. O todo a la vez. Pero tampoco el león vive en la selva, y dicen que es, ni más ni menos, el rey.

      Gracias por pasarte y por tu comentario.

      Me gusta

      • Lo del tigre supuse que era una licencia: lo comenté por tocar las narices un poco. Y para que el comentario no quedara demasiado corto.
        Lo de que el león es el rey de la selva… bueno, no lo has dicho tú. Al menos, no en esta entrada. Y yo no tengo tiempo de andar corrigiendo a todo el mundo 😉
        Gracias a ti por tu respuesta.

        Me gusta

Gracias por dejar un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s