Los boleros de Pablo en el Tropicana

Tenía yo el viernes una divertida charla con unas amigas, y salió a relucir Pablo Alborán. Después de confesar que sólo conocía una de sus canciones, lo cual me situaba en el espacio reservado a los extraterrestres, comenté unas declaraciones que sin embargo le había oído sobre el amor. Algo como que estaba en todas partes, y no sólo en el ramo de rosas que le daba a una chica. En tu casa, en el parque, en la calle, en el trabajo… Bien, no sé si me apetece mucho dilucidar si este Pablo tiende a la generosidad o a la exageración, pero en todo caso, su incipiente carrera solo le convierte en un animado teórico del amor que quizá, en un futuro, se convierta en un clásico.

Como a este Pablo por lo visto le pueden escuchar cada día en cualquier sitio, les hablaré de otro Pablo, Milanés, que tiene un maravilloso disco de boleros grabado en el Tropicana y que es uno de mis favoritos entre los favoritos. Se junta que es Pablo Milanés y que se trata de boleros, unas preciosas canciones de amor, aunque no sólo, porque muchas veces contienen algo de desgarro. Quiero decir que no es ese amor pastoso y quinceañero que me aburre tanto, sino un amor mucho más serio, más sentido, un amor madurado, a veces desarraigado y a veces agradecido. Eso es el bolero. Unas canciones en las que una bendice hablar español para poder comprender sus letras, y que te dé la vuelta el corazón de la emoción. Huy, igual me estoy poniendo un poco ñoñas…

Pero lean, lean estas cosas, y ya me dirán si no tengo que bendecir mi lengua materna:

Yo tengo que decirte la verdad aunque me duele el alma. No quiero que después me juzgues mal por pretender callarla. Yo sé que es imposible nuestro amor porque el destino manda y tu sabrás un día perdonar esta verdad amarga. Te juro por los dos que me cuesta la vida, que sangrará la herida por una eternidad. Tal vez mañana puedas puedas comprender que siempre fui sincero, tal vez por alguien llegues a saber que todavía te quiero.

¿Cómo te atreves a decir que me olvidaste? ¿Cómo has podido pronunciar tu decisión? Si cuando se quiere como yo te quise, tan violentamente, guardarán tus besos un recuerdo grato de mí. ¿Cómo te atreves a insinuar que ni te acuerdas de aquellos besos que yo inventaba para ti? Pregúntale a tu corazón sinceramente cómo se siente lejos de mí. Consciente te contestará que tú has mentido porque no has vivido preguntando por mí.

Debí llorar y, ya ves, casi siento placer. Debí llorar de dolor, por vergüenza tal vez. Debí sufrir el bochorno de tu insensatez. Pero ya ves, apenas estoy triste y solo. Y este sufrir sin razón es fugaz padecer. Yo concebí tu traición como un simple revés de que jamás podrás saber cuánto cariño soy capaz de ofrecer. Debí llorar pero pensé por qué.

Esperando en silencio que vuelvas de nuevo conmigo van pasando las horas y siento que al fin llegarás. Borrarán tus palabras el tedio fatal de ausencia y al calor de tus besos podré renacer. Cuánta falta me has hecho estas noches de espera incesante, cuántas cosas se pierden en una semana sin ti. Pero a veces quisiera volver a sentirte tan lejos porque nunca te tuve tan cerca de mí.

Mujer, si puedes tú con Dios hablar, pregúntale si yo alguna vez te he dejado de adorar. Y el mar, espejo de mi corazón, las veces que me ha visto llorar la perfidia de tu amor. He buscado por doquiera que yo voy y no te puedo hallar. ¿Para qué quiero tus besos si tus labios no me quieren ya besar? Y tú, quién sabe por dónde andarás, quién sabe qué aventura tendrás, qué lejos estás de mí…

El disco de Pablo Milanés en Tropicana está entero en You tube. Una hora de vídeo. Verdad amarga abre la grabación, sigue con Cómo te atreves y con Perfidia, Debí llorar en el 20, Una semana sin ti en el 33, El día que me quieras en el 45. Y hasta Pablo se marca un tango, en el 23.

Bueno, hoy es domingo. Tal vez tengan el tiempo y, quizás, nada mejor que hacer.

11 pensamientos en “Los boleros de Pablo en el Tropicana

  1. Para entender el bolero se ha de sentir el mal de amor; aquel que la razón no entiende, ya sabes Carmen ¿lo sabes?
    Puede que te suene ñoño y pastoso… pero cuando me han hecho trizas el corazón lo que siempre me acompañó fue un buen bolero; porque así, aunque ella no quisiera, yo seguía sufriendo por ese motivo… dolía pero también era una forma de amar, olvidarla me sonaba a traición. Esas canciones eran unas auténticas aliadas.

    Me gusta

  2. ¡Ay, Pablo Milanés! Si yo tuviese que elegir una canción entre las muchas que me gustan mucho, dudaría entre ‘The way you look tonight’, cantada por Tony Bennet, y ‘Para vivir’, de Pablo Milanés. No se ha escrito canción más tremenda y más bonita al mismo tiempo.

    Me gusta

  3. Pingback: Bitacoras.com

  4. excelente combinacion… boleros cubanos, mexicanos y algun q otro tango interpretados por pablo no se puede pedir mas para pasar 1 hora romantica, nostalgica y porque no de buenos recuerdos mil gracias por poner esta joya musical al alcance de todos

    Me gusta

Gracias por dejar un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s