¡Curra ha vuelto!

Hoy Currita ha vuelto de vacaciones. Se la ha llevado mi madre un par de semanas a la playa y ha vuelto descansada y sobre todo muy morenita, y eso que por lo visto ha estado tumbada en la sombra todo el día. Efecto de esa melanina abundante, sensible y agradecida que tenemos casi todos en la familia, que nos bronceamos casi sin necesidad de tomar el sol.

Me cuenta que se ha distraído mucho con las hormigas del jardín, observando sin comprender una laboriosidad que ella desconoce. También me dice que ha cazado un par de lagartijas. Cuando me ha visto el gesto de asombro me ha guiñado un ojo: “Bueno cazar, cazar, no. Sólo las asustaba y luego, bah, las dejaba escapar ¡Pero tenías que ver cómo corrían! ” y, tal vez recordando la reacción pavorosa de la lagartija se ha empezado a reír a carcajadas con un infantilismo muy propio en ella. Siempre ha sido una inmadura. Bien, Curra es una perra sensible que aguanta la broma pero no la crítica, y por eso no he querido recordarle que ella es incapaz de atrapar una lagartija a pesar de la diferencia de tamaño que tienen sus cerebros. O quizá precisamente por eso… En fin, no sabría decir si es falta de maldad o de instinto, de agilidad o de reflejos. Yo me limito a constatar su incapacidad para la caza. Y de todos modos, aunque no fuera así le habríamos prohibido esa clase de incursiones por su mundo de ancestros. En primer lugar porque las lagartijas son unos animalitos inofensivos cuya labor biológica es muy interesante a condición de que estén vivas. Y en segundo lugar, porque nos mareamos sólo al pensar que pueda venir a ofrecernos como trofeo el cadáver sanguinolento de la lagartija. Qué momento tan atroz.

Este año ha tenido algún que otro altercado con Rufo, sin mayores consecuencias. Rufo es el gato de mi tía y piensa que el mundo cuando deja de ser apacible es mejor dejarlo fuera del armario. Lo que no es capaz de asumir es que el armario a veces se abre y el mundo, desapacible, se le presenta delante del bigote. Y que si por casualidad Curra está al otro lado esperando su pelota, el susto, además de ser morrocotudo, se arregla muy malamente empezando a bufar, arqueándose como un contorsionista y erizando el pelo como si no lo conociéramos de nada y se nos hubiera olvidado de pronto su tamaño real. Curra es muy pacífica y calmada, desde luego, pero no soporta esas tonteriítas de gato mimao que tiene Rufo a veces, así es que me ha dejado bien claro que no va a consentir baladronadas en lo que queda de verano. ¿Qué es eso de que Rufo vaya de Simba por la vida, cuando no pasa de ser un Garfield vago y orondo?. La verdad es que lo de Garfield es una comparación muy cruel y será mejor no seguir haciendo el casting por ese camino… pero en fin, he preferido quitar hierro a la anécdota, porque Rufo ya está algo mayor y es normal que tenga algunas chaladuras. Pero su indignación me deja pensar si no será que tantos años de mimo empiezan a pasarle factura también a ella.

Y no hemos hablado de Wilma. He preferido no tocar el tema, porque me la puedo imaginar perfectamente completando el trío con ese par de “gruñones”…

8 pensamientos en “¡Curra ha vuelto!

    • Efectivamente. Curra es la perra negra que aparece detrás del seto, arriba, y es mi perra. Rufo es el gato (gatito no, más bien gatazo), y luego también está Wilma, que es un cachorro de 6 meses que está como una cabra.

      Me gusta

  1. Me encanta como hablas de los “otros” miembros de la familia. Servidora es gatuna y conozco esos momentos de armario de los mininos… En serio, me encanta cuando hablas de ellos como parte de la familias, que lo SON.

    Un saludo

    Me gusta

    • Gracias! La verdad es que a mí me encanta escribir sobre ellos. Son interminables como fuente de anécdotas, y no hablan con palabras, pero te lo cuentan todo. Sí, SON de la familia. Yo fuí gatuna también, tendría que contar esa historia. Me la apunto.

      Gracias.

      Me gusta

    • Yo también lo creo. Pero los cazadores no tienen maldad, es todo instinto. Pero Curra tiene falta de las dos cosas, como su madre, efectivamente!

      Gracias por pasarte!

      Me gusta

Gracias por dejar un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s