Propaganda electoral

Recibo en casa, a mi nombre, cuatro sobres con propaganda electoral. De IU, de UPD, del PP y del PSOE.

En el mejor de los casos, tres han tirado el dinero.

Me asombra pensar que soy el target de los cuatro partidos a la vez.  O soy un bicho muy raro, o soy transparente para cualquier analista que segmente cabalmente una base de datos. Aunque también cabe pensar que les sobra el dinero a estos señores que se anuncian como los mejores gestores posibles de mi Comunidad, mi Ayuntamiento y sobre todo, mi dinero.

Veamos qué me cuentan y cómo, ya que se han tomado la molestia de escribirme. 

El PP utiliza sobre con ventanilla y la carta personalizada. Se dirigen a mí como estimado/a amigo/a, de lo que deduzco que, o no tienen información sobre mi sexo, o no tienen muy claro cuál es el género que le puede corresponder a alguien que se llama María del Carmen.

En el anverso, el señor Rajoy, que no se presenta. En el reverso, Espe y Gallardón con unos retoques de photoshop que ya los quisiera yo para mi perfil en Facebook. Rajoy me habla del Gobierno de España, y tanto Espe como Gallardón me hablan de sus proyectos sin describir ninguno. Total, ¿Para qué? El que me quiera, que me compre. Manzanas traigo. Bueno, ojito que conviene leer bien: Gallardón me pide “confianza para seguir trabajando en la mejora de cada calle y cada plaza”. Si no lo dice, revienta, es socavomaníaco. En fin, que con tanta gente, he echado en falta a Mari Loli, arrebañando votos en las lindes.

El PSOE pone mi dirección en el sobre con el logotipo. Y luego hay dos cartas: una de Tommy y otra de Lissavetzky. Puede ser que hayan pensado que dos cartas tienen más efectividad que una. O pensarán que ya es bastante con compartir partido como para compartir también la carta. En fin, como la política hace extraños compañeros de cama, estos dos han llegado a aceptar lo de meterse juntos en el sobre… 

El Sr. Lissavetzky aparece muy normal en la foto, es hasta humano. Me dice querida vecina, querido vecino de Madrid, sin barras, asumiendo con naturalidad que no tiene ni idea de cómo me va a llamar Tommy en la otra carta. Luego, después de un texto bastante racional, lo estropea con la oferta promocional: eliminar la tasa de basuras. Eso le gusta a Curra, que ha dicho guau. Y me encanta cómo se despide: “espero contar con el voto de los que apoyeis mi proyecto pero también con el respeto de los que decidais no hacerlo”. Sr. Lissavetzky ¿Está vd seguro de que no quería decir algo distinto, siendo vd tan elegante siempre, por ejemplo, que me respeta vd a mí si no le voto? Ayayay, esto del respeto, vaya lío que se ha hecho el copy…

Tommy es fantástico. Carta a dos caras, en el anverso la foto suya, enorme, del cartel. ¡This is a man! Vuelve el hombre…En el reverso, con un tamaño de letra que no exige gafas, primero me dice para qué sirve la Comunidad (cosa que ya sé), y después me recuerda que ganó unas primarias (cosa que me importa un pito). Se despide de mí humildemente, diciéndome que no tiene grandes medios – a este pollopera compartir papel con Jaime en dos millones de envíos debe parecerle una cutrez -, y me da un teléfono y una dirección web: contigotomas.com. Les invito a repetir muchas veces seguidas contigotomascontigotomas así, sin acentuar…

En Izquiera Unida han optado por un sobre también personalizado y los nombres de los candidatos y el slogan (sobran motivos) impresos. Dentro no hay carta sino un tarjetón. No sé si es más barato, porque tiene sus buenos 120 gramos, pero se agradece el formato porque acabas rapidito. Va un candidato en cada cara y tengo que decir que menos mal que hay uno que lleva bigote y perilla, porque parecen clones. Los dos se despiden igual: “Te han recortado a ti, ahora ¡recórtales tú!, Sobran motivos”. Jo… ¡Jo! ¿Por qué se han parado ahí? ¡Ahora que venía lo bueno!. Porque, a ver ¿Qué les tenemos que recortar? ¿los cojones? ¡Pues dilo, hombre, DILO! 

UPD. Para empezar, un sobre rosa palo (ellos lo llaman magenta, no sé si en un alarde técnico o cultural) que destaca entre todo el correo que pueda llegarte. Carta a dos caras, cada candidato en una. El de la Comunidad aparece en la foto acompañado por Rosa Díaz, que no se presenta. Pero al menos, es más sutil y más fina que Mariano. 


Se dirigen a mí como “estimado ciudadano” y “querido conciudadano”. Usando el genérico, que para eso está. Y sin complejines. Se presentan: Soy Luis de Velasco, o Soy David Ortega, respetuosamente. “Esta carta no expone un programa electoral milagroso…”  Pero ¿Cómo va a caberle eso en un folio, alma de cántaro? ¿Vd sabe, querido amigo, todo lo que hay que arreglar? Aunque, luego sigues leyendo y te encuentras con dos palabras que, juntas, te hacen creer que sí, que estás delante de un programa electoral milagroso: Sentido común. ¿Se les habrá escapado?

En el mejor de los casos, tres han tirado el dinero.

En el mejor de los casos…

5 pensamientos en “Propaganda electoral

  1. Matiz importante: han tirado TU dinero. Y el mío. El de todos. Si fuese suyo, y tuviesen que rendirnos cuentas y sobre todo, si les exigiésemos que nos justificasen hasta el último céntimo, serían más serios y más profesionales.

    Ya ves. Condicionales y más condicionales. Así no tendremos ni presente ni futuro.

    Me gusta

  2. ¡Qué quieren que les cuente! aquí hoy unos han redondeado una cifra y haciéndola redonda, redonda han perdido 50.000€ por el camino.

    Menos mal que éxisten los coches escoba.

    Me gusta

Gracias por dejar un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s