El Rastro un 2 de enero

He ido esta mañana al Rastro con mi sobrino. Quería comprarse una chaqueta militar alemana. Mi sobrino es un chaval normal de 15 años con un poco de tontería. Solo un poco, tampoco mucha…

Me ha dejado muy sorprendida la cantidad de puestos y tiendas que venden ropa militar. Usada, nueva, de todo. Hasta máscaras de gas puedes encontrar. Y cascos. Y dependientes muy motivados y profesionales:

Mire, es que estoy buscando una alemana que no lleve forro, esto parece una parka.

– ¡Pero el forro se quita! Es que, mira guapa, cuando salen de Alemania, hace frío. Pero luego, en las guerras esas donde van, allí es el desierto y hace más calor. ¿Ves? Se quita (lo va a quitar)

– No, no lo quite, no lo quite. Lo que quiero decir es que busco algo más ligero, tipo camisa y…

– Sí, mira, tengo guayaberas.

– ¿?… ¿ Del ejército… alemán?

– No, guapa, cubanas de Cuba. Guayaberas alemanas no me quedan ahora, pero si te pasas en una semana… Mira, en las guerras realmente se ponen estas, de camuflaje. Aunque ahora ya no van de camuflaje. Van pixelados… Estas se las ponen y luego salen en el telediario ¿ves?… Y si no, tengo una austriaca ¿ves el escudo? Austelrei… o belga de Bélgica, holandesa de Holanda, danesa, de, de… ¡Si da igual de dónde sean, si está todo al lado!… luego le cambias la bandera y a correr. Si total, el chaval no va a ir a ninguna guerra ¿Eh, chaval?

– Pues… no creo yo… bueno, a ver, esa del forro que luego se quita el forro. ¿La tendría algo más corta?

– Bueno, eso ya es coger una talla menos…

– ¿?… ¿cómo dice?

– ¡ Si da igual! Si en las guerras esas van todos arremangaos, por el calor del desierto ¿Ves, majo? Tú te pones esto, te arremangas ¡Y a la guerra!

– Tía, vámonos, esta mujer está loca… Quiere que vaya a la guerra.

– Esto te pasa por querer ponerte cosas raras, vas a parecer un mamarracho y eso es casi peor que una guerra. Vamos a buscar un collar para Curra, que parece una compra más pacífica.


6 pensamientos en “El Rastro un 2 de enero

  1. Cuando yo estudiaba en Madrid, iba algunos domingos al Rastro con un compañero del colegio mayor que buscaba cómics raros y tenía de proveedora a una alemana, que era como un tanque. Te hubiese venido muy bien hoy porque también vendía ropa militar, pero la tía metía miedo.

    Me gusta

  2. Pingback: Buscadores decepcionados « Un mundo para Curra

Gracias por dejar un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s