El clásico y el cuento de la lechera

escudo-futbol-madridMañana es el clásico Madrid-Barça. Sí, ya sé que por jugarse en Barcelona debería ponerlo al revés, pero los que siguen este blog entenderán perfectamente que yo ponga al Madrid siempre por delante de cualquier otro equipo. Este post que escribo hoy es para contarles mi pronóstico.

Mi pronóstico es que ganamos mañana y, en ese caso, ganamos la liga. Digo esto también para declararme en contra de esos que dicen que el partido de mañana es irrelevante y que no nos jugamos nada. Por ejemplo el señor que se sienta a mi lado en el Bernabéu, un tipo al que le conviene que el Madrid pierda porque está en contra de Florentino y si perdemos pues “pasan cosas” y bla, bla, bla. O sea, un chalao. Y también contra todos esos que dicen que no hay nada que hacer, que el Madrid es un asco, que para qué vamos a apoyar, que sólo hay que pensar en la Champions y bla, bla, bla. Pues no. Yo creo que hay que estar a las duras y a las maduras, y que además esto es fútbol y cosas más raras se han visto.

De todos modos, esto de que si el Madrid gana mañana tiene opciones de ganar la liga no me lo he inventado yo, sino que es una idea que le oí decir, hace un par de domingos, a un chico que esperaba junto a mí para cruzar la calle. Las salidas del Bernabéu parecen un tumulto pero en realidad sólo son una pacífica aglomeración de gente que te permite seguir dos o tres conversaciones a la vez a poco que te pares en un semáforo. Pues bien, el chico dijo lo siguiente:

– Ya estamos a diez. Y el próximo partido, si les ganamos, nos ponemos a siete. Y entonces empiezan a hacerse caquita y te digo yo que hay liga.

El señor que estaba con el chico asentía con la cabeza. Era un hombre entrado en años, con sombrero y abrigo, y el joven llevaba una chaqueta azul y zapatos de ante. Al fijarme en este detalle y oírles decir que todavía podemos ganar la liga, decidí unirme a la teoría de inmediato, porque me parecieron personas doblemente originales. Y es que ustedes no saben la cantidad de gente que va al fútbol en chandal…

Hoy, en la comida, le he contado esto mismo a mi sobrino, que es un madridista poco forofo y con veleidades atléticas. A la mitad del argumento, me ha cortado en seco:

No, tía, no. Es dificilísimo, no vayas a empezar ahora con el cuento de la lechera.

– Oye, la lechera ¿qué vende? Leche. ¿Y de qué color es la leche? Blanca. Pues ya está: el cuento nos viene perfecto en estos momentos. Mañana ganamos. Y además, a tu edad lo normal es tener ideales, así que, venga, tómate una naranja que están muy ricas y repite conmigo: Hala Madrid.

Pues eso, amigos. Hala Madrid. Y el domingo ya veré qué escribo, si escribo.

 

2 pensamientos en “El clásico y el cuento de la lechera

Gracias por dejar un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s