Zidane, esa mirada

ZidaneNo recuerdo en qué año fue, pero él era todavía jugador. Yo estaba esperando en Roissy para volver a Madrid en el último vuelo de la tarde cuando pasó por delante de mí en la fila de embarque. Cuando entré en el avión, él ya estaba sentado en su asiento de Primera. Tenía una revista en las manos. Levantó la cabeza, me miró, le miré, suspiré, tuve la serenidad de no tropezar con nada y opté por enamorarme perdidamente.

Empiezo así porque si voy a hablar de Zidane prefiero empezar con una historia de amor. No es necesario ser del Real Madrid, ni siquiera aficionado, para acordar que este hombre, en el campo, era magistral, el jugador más elegante que pueda guardar uno en la memoria. Mi madrina decía que parecía que bailaba y es verdad. Yo no he visto a Di Stéfano, ni a Pelé, ni a Cruiff; yo he visto a este señor jugar y ya, con Zidane se rompió el molde. Y ahora viene de entrenador. Pues estupendo: yo, al Bernis, voy con binoculares.

Sobre el cambio de entrenador del Madrid, tengo para todos. Para Florentino, que  trajo a Benítez para que pusiera orden y mano dura, y luego le ha dejado tirado a la primera lagrimilla de los jugadores. Para el propio Benítez, que no ha tenido personalidad para sobreponerse a esa plantilla, ni para liderarla. Para los jugadores, esa tropa de niñatos vagos y consentidos, que con una hora de trabajo al día les da para comprarse un Ferrari a los 22 años. Para una prensa que sabe que su plato lo llena la ración diaria de noticias del Madrid, da igual que sean mentira. Y para una afición que, más que al Bernabéu, convendría que fuera al psiquiatra.

Así que ahora llega Zidane. Y yo soy de las que creo. Zidane es un icono, un mito, una figura que se respeta. El fútbol son emociones, así es que eso tiene que valer algo. Como él ha dicho, nunca se está preparado para entrenar al Madrid, y yo estoy de acuerdo: miren a Benítez, tanto trabajo, tanto estudiar y tanto disgusto. A cambio, no sé si cómo será la estética futbolística de este nuevo Real Madrid, pero de momento, al entrenador da gusto verlo, esto es incontestable.

Al Madrid le va a venir bien una personalidad como Zidane. Os lo digo yo, que he visto su mirada.

Hala Madrid.

4 pensamientos en “Zidane, esa mirada

Gracias por dejar un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s