Pequeñas mentiras sin importancia

Ayer estuve en el cine viendo “Pequeñas mentiras sin importancia”, una película francesa muy aclamada por crítica y público. Que conste que yo no fui por la aclamación generalizada, sino porque me la había recomendado una buena amiga, francófona y francófila. O sea, un poco como yo, aunque yo soy más fila y menos fona, aunque igual de franca.

Me dijo: “c’est génial, fantastique, merveilleuse, te partes de la rire, y también tu pleures, no creas, está pleine de enseignements, c’est formidable, c’est magnifique”.

Así que me dije: ¡ Allez ma belle! y me fui a verla.

Y, pshá, bueno, ce n’est pas mal. Pero, a ver ¡tanto como magnifique…!

Si vds no la han visto, tengan cuidado porque les voy a contar el final.  Yo les aviso cuando eso vaya a suceder, no se preocupen.

¡Ya!

Ludo, el que tiene el accidente de moto al principio, se recupera y se casa con la chica.

4 pensamientos en “Pequeñas mentiras sin importancia

  1. No soy fila y además , soy escasamente fona, vaya por delante, y el cine francés, salvo rarísimas excepciones, me aburre una barbaridad. Si son de humor, no me hacen gracia y cuando se ponen profundos, no puedo soportarlos.

    Me gusta

  2. Ma chère, hay que reconocerle el mérito de confiar ciegamente en las buenas amigas. A ver cine francés siempre hay que ir con reparos, siempre (me lo enseñó un francés. Bon, en realidad era marsellés lo cual puede explicar su aseveración) porque uno suele salir escaldado.

    Y que conste que como usted practico la filia y la fonía;-)

    Me gusta

  3. No es mérito, querida, sino costumbre. Ellas ya saben que no me gustará la película – si no median desembarcos, lanzamientos de misiles, indios cheroki o misteriosos espias malencarados que fuman sin filtro – pero no renuncian a que las recuerde durante una tarde. Después, a la siguiente entrevista, me hago invitar a una caña y se resuelve el desaguisado amistosamente.

    No conozco a ningún marsellés, aunque sí a algunos tolousano – o como se llamen. Para franceses no franceses, los corsos (allí, Continent se llamaba Corsaire).

    Me gusta

Gracias por dejar un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s