Amor grafitero

BANCO-1

“Adoro tus labios”. Y puedo imaginar al amante callejero aplicando el spray, convencido de que el alma que puede hablar con los ojos también puede besar con la mirada.

Pero su mensaje encuentra inmediata respuesta en el banco de enfrente:

BANCO-2

Entre los labios y la voz, algo se va muriendo.