Cambiador de pañales en el baño de hombres

¿Por qué los cambiadores de pañales de bebés están en los baños de mujeres cuando se trata de un local público? Venga, todo el mundo con las manos a la cabeza, a escandalizarse muchísimo. ¿Y si un hombre quiere cambiarle los pañales a su bebé? Qué horror, no tiene dónde hacerlo, porque ¡los cambiadores están en los baños de mujeres! Figúrense hasta dónde habrá llegado el problema que el actor Ashton Kutcher ha promovido una campaña en Change.org para que se acabe con esta terrible discriminación. El actor ha declarado que está harto de que nadie haga nada, y él ha dado un paso adelante. Bravísimo Ashton, Ya si eso sigue con lo de la paz en el mundo.

¿Han notado ya que todo esto me parece una imbecilidad o sólo se han dado cuenta cuando han llegado a la palabra “imbecilidad”? Pues sí, me parece una perfecta chorrada. Yo plantearía la pregunta de otro modo ¿Por qué un hombre cree que no puede entrar en un baño de mujeres a cambiar a su bebé? ¿Qué piensa que le va a pasar? ¿Cómo cree que reaccionarían el resto de mujeres si entra con un niño en brazos y un paquete de pañales? ¿Cuál es el problema? ¿Quizá que no le ven otros hombres ser un super papá? ¿O quizá piensa que alguna le pegará con el bolso por mirón?

Sigo con las preguntas. ¿En sus casas las parejas usan el mismo baño o tienen baños separados normalmente? ¿Y en el caso en que cada uno use un baño tienen un cambiador en cada uno?

No en todos los baños públicos hay un cambiador de pañales. Y sí, se suele poner en el de las mujeres, porque, estadísticamente y nos pongamos como queramos, suelen ser ellas las que cargan con la tarea. Pero yo daré un par de razones más. En primer lugar, los baños de mujeres suelen estar más limpios y en segundo, las mujeres nos metemos en la cabina para hacer pis, mientras que los hombres suelen usar esa taza horrenda que ponen en las paredes de los baños. Esto significa que, en el supuesto de que un sitio público tenga que elegir dónde poner el cambiador, y olvidándome de cuestiones “sexistas” (me acabará dando la risa, verán), lo normal es que lo pongan donde es más discreto, que es en el baño de mujeres. Por cierto, que los cambiadores suelen estar al lado de la puerta, nada más entrar y a veces sin necesidad de entrar.

Lo que más me alucina de esta historia es eso de que “un hombre no puede entrar en un baño de mujeres a cambiar a su bebé”. ¿Por qué? ¿De qué se va a asustar nadie? ¿De verdad que es moderno exigir que haya también cambiadores en baños masculinos? ¿Y no les parece mucho más anticuado, a estas alturas de la vida y con lo que se ve cada día por la tele, decir que un hombre no puede entrar en un baño de mujeres a cambiar a su bebé?

Cada vez somos más moñas.