Asobinar

– Primero vamos a decidir qué nos conviene, porque luego los del otro departamento, en cuanto vean dos alternativas se van a asobinar y no sacamos nada de ellos.

– ¿Asobinar? ¿Eso es con b o con v?

– Eso se dice en Granada, y yo creo que es con v.

– O sea, asovinarse. ¿Y qué significa?

– No, es con b. Asobinarse, estoy casi seguro.

– ¿Asobinarse es como acarajotarse?

– ¿Acarajotarse? Dios mío, ¿Pero qué le pasa a la gente?

– No. Asobinarse yo diría que no es acarajotarse.

– Acarajotarse o encorajotarse, que no sé muy bien ahora cómo se dice.

– Es que no se dice, te lo estás inventando.

– ¿No será encorajinarse?

– No, acarajotarse o encojorotarse digo yo.

– Pero en Granada asovinarse no es acarajotarse.

– ¿Pero qué es acarajotarse?

– Yo le llamo acarajotarse a cogerse una caraja.

– Ah, pues no es encorajinarse, porque eso es cogerse una corajina.

– ¿Y encojorotarse entonces?

– Pues lo mismo. Cogerse una caraja.

– Ya son dos carajas.

– Y una corajina.

– ¿Pero ya sabemos lo que es asobinarse?

 

Asobinarse.

(Del lat. supināre ‘poner boca arriba’).

 1prnl. Dicho de una bestia: Quedar, al caer, con la cabeza metida entre las patas delanteras, de modo que no pueda levantarse por sí misma.

2. prnl. Dicho de una persona: Quedar hecha un ovillo al caer.