Contra la crisis, pompones

montoro¿De verdad creen vds que dos y dos son cuatro? Pues he de decirles que vds no saben nada de literatura, ni tienen ningún espíritu imaginativo. Solamente vale decir que dos y dos son cuatro si nos ponemos muy rigurosos y, desde luego algo tiquismiquis. ¿A quién le importan los detalles? ¿Los números exactos? Bah…

Verán, he leído hoy al mediodía este artículo (CLICK) en donde nos cuentan cómo andan las cuentas del Estado, reino de sombras del iluminado Montoro. Si no se lo quieren leer, yo les hago un resumen: aquí no cuadra ni una cifra. Tampoco se alcanza ni uno sólo de los objetivos marcados, pero no pasa nada. Para que se hagan una idea, y ya que no lo han querido leer, tenemos a finales de agosto más déficit del previsto para todo el año. Pero estamos contentos porque será menor al de 2012 (es importante batir al año record de déficit, no crean), si bien para ello los ingresos habrán aumentado menos de lo previsto, pero más que los gastos, que en su caso han aumentado más de lo previsto. O sea, todo al revés pero qué le vamos a hacer: si no se puede sumar, pues que se reste, total qué más da.  Y tranquilos, porque ha bajado la prima de riesgo. Si aumenta el importe de los intereses a pagar es porque los mercados confían en nosotros muchísimo y nosotros estamos aprovechando esta ola de confort y ánimo que nos transmiten, endeudándonos a tope ahora que la prima está fenomenal. Pero fenomenal fenomenal. Es todo felicidad y estamos a diez minutos de proclamar que España va bien.

A esto yo lo llamo la política de pompones. Ya han pasado los nubarrones y nos encaminamos felices hacia, como dijo Montorito hace unos días, “romper con todos los pronósticos“. Y a fe que tenía razón:  los está rompiendo todos. Es verdad que los está rompiendo por el lado que no debe, pero bueno, saquen el pompón y repitan conmigo: todos los indicadores son fenomenales y se están animando. De momento, lo que más se animan son los impuestos, pero habrá que empezar por algún sitio ¿no creen? Miren, sin ir más lejos, ahora van a dar otro golpe de ánimo a las cotizaciones: para que no decaigan, las van a subir. ¿No es todo formidable?.

Yo estoy esperando ver al gobierno al completo salir un viernes del Consejo de Ministros disfrazados todos de Cheerleaders y bailando un can can. A ver, sumar no saben, eso está claro, pero todavía está por demostrar que no sepan bailar. Rajoy´s cheerleaders todos y todas, menos Gallardón, que si da un mal saltito puede atizarle a alguien con el medallón de notario mayor del Reino. Así que un pompón en cada mano y a animar. ¡Todos juntos!: Allez, allez, allez / España va muy bien / Allez, allez, allez / De frente y del revés…

Dos y dos son cinco, y no se hable más. Nada de detalles y de números, que son muy aburridos y engañosos. Mejor la literatura. No sé, Orwell… No, no, mejor no, no lean a Orwell. Si se quieren distraer ¿Por qué no se dedican a imaginar cómo sacar a 17 elefantes de una casa?