El gobernante bajo la farola

Es como el tipo que una noche pierde las llaves de su coche  y se pone a buscarlas bajo una farola encendida. Y de pronto llega un guardia:

– ¿Qué hace? ¿Le puedo ayudar?

Y el hombre le contesta que ha perdido las llaves de su coche y las está buscando y que muy agradecido por la ayuda. Y cuando al cabo de un buen rato las llaves del coche no aparecen, el guardia le dice al hombre:

– Yo no veo las llaves por ninguna parte ¿Está seguro de haberlas perdido aquí?

– No. En realidad, no sé dónde las he perdido -contesta el hombre

– ¿Y por qué las busca sólo aquí y no busca en otra parte? -vuelve a preguntar el guardia, extrañado

– Pues porque aquí hay luz…”

Y así, con un razonamiento parecido al de este hombre, el gobierno se ha propuesto reformar las pensiones.