Declarar impuestos: ¡CABRONES!

AVISO: EL TONO DE ESTE POST NO ES EL HABITUAL DE ESTE BLOG.

Cuando llega esta época del año y tengo que hacer la declaración de impuestos, siempre acabo con unos rebotes poco normales. Yo no soy de esas personas que se pone contenta porque la declaración le da a devolver. Todo lo contrario. No sólo pagamos unos impuestos disparatados para sostener el despilfarro de todos estos hijos de su madre, sino que además nos estafan por adelantado. Se aprovechan del trabajo de las empresas, a quienes usan como recaudadores de impuestos involuntarios. Cuando nos suben los impuestos, vemos cómo disminuye nuestra nómina, y nos cabreamos mucho, sí, pero al final el sentimiento, dos meses después, es que la empresa nos paga poco. Finalmente, cuando llega el mes de Junio, a casi todos nos devuelven dinero, con lo que el efecto del pillaje al que estamos sometidos queda muy diluido. Debería haber manifestaciones de protesta por el robo a mano armada que suponen los impuestos, pero se produce el efecto contrario: se observan picos en el consumo, la gente aprovecha la devolución para pagar deudas, cosas así. La gente es feliz, yo creo que nadie mira lo que pone en la casilla de retenciones a cuenta, sólo miran la casilla de devolución y se van a celebrarlo. Lo más estupefaciente es que hay quien dice cosas como “Y encima me da a pagar”, cuando, efectivamente, se ha librado del robo por adelantado y ha podido tener su dinero en su cuenta corriente, disponiendo libremente de él durante todo el año.

En Francia, tú cobras el sueldo bruto, y cuando llega Junio, te arreglas con el Estado, que para eso eres mayorcito. En España nos han acostumbrado a cambiarnos los pañales. Y somos tan ignorantes y tan brutos que le agradecemos al Estado que ahorre por nosotros, cuando además de anticiparles el dinero siguen endeudándose hasta las cejas y con déficits sobre el PIB escalofriantes.

Este año, como gran novedad, yo tengo que perder parte de mi tiempo en mi trabajo para bajarme el programa y hacer la puñetera declaración. No me mandan el borrador a pesar de tener todos mis datos, y al usar Mac, la descarga del programa no me funciona. Me dicen que se han producido variaciones en mi patrimonio pero es mentira: se han producido variaciones en la ley, cabrones, que sois todos unos cabrones. Trabajo para ellos, produzco impuestos que me roban por adelantado, y cuando quiero recuperar mi dinero, entonces tengo que hacer yo su trabajo y gastar mi tiempo: y más me vale hacerlo, porque si no hago nada, ganan ellos y pierdo yo. Los muy cabrones. Ellos ahorran sólo en la parte de la administración que está cara al público, sólo ahorran en los servicios que dan al ciudadano. Por lo demás, siguen viviendo estupendamente a nuestra costa, pagando sueldos a sus familiares y amiguetes, tocándose ellos los huevos y tocándonos los cojones a los demás . Poniendo Wifis en las plazas (Madrid ya tiene 6), para que sigamos agradeciéndoles que hayan nacido.

Yo maldigo a estos mierdas de gobernantes, a esta gentuza de políticos, maldigo a toda su descendencia. Hijos de su madre, tened por seguro una cosa: si puedo os estafaré, si puedo trataré de evadir impuestos, trataré de engañaros y de defraudar. Cabrones.

Paso hasta de vuestros comentarios, entre otras razones porque seguro que me arrepentiré y acabaré borrando este post.