Los Goya

Ayer medio vi la “gala” de los premios Goya. Y digo medio vi porque escuchaba las imbecilidades de los actores en el ordenador mientras seguía un partido de fútbol en la tele. Cuando se acabó el fútbol (ganó el Madrid) la seguí un ratito, hasta que me harté de majaderías y me fui a leer un libro.

Pufffffffffffffff, qué perezorro que me dan estos tipejos. A ver si sintetizo.

1.- Consideraré el cine “cultura” cuando los actores aprendan a hablar con un mínimo de decencia. Lo de “hemos venío”, “las pelis”, y “estoy nominao” me sobrepasa.

2.- Eva Hache. Pobrecilla.

3.- El guionista de la gala. Señor, con la de paro que hay…

4.- No me enteré bien de la reivindicación de Maribel Verdú. Estaba anonadada con el collar que llevaba. ¿Era de Bulgari? No sé, pero qué bonito. Y qué guapérrima iba.

5.- Un señor con barba dijo que el cine español es un derecho, pero yo considero que no es un derecho, sino una lástima.

6.- Candela Peña no necesita trabajo. Necesita Lexatín.

7.- Eché de menos a Belén Esteban. Creo que, bien maqueada, no hubiera desentonado.

8.- Un tipo dijo bona nit, y luego que no quería hablar de política. Sólo le entendí lo de bona nit.

9.- Sólo conocía a unas 10 personas de todos los que salieron. Pero ya de nombre a unos 7, que no está bien presumir de estar à la page.

y 10.- No alcanzo a comprender cómo entre todas sus reivindicaciones no reclaman, ¡A GRITOS!, un poco de talento.