Amante de las antigüedades

Me siento a leer la prensa del domingo.

Y me topo con esto que veis a vuestra izquierda.

Y me digo que no puede ser, que qué mala idea titular así.

Y luego, cuando voy a “la noticia”, ya me lo explican: es que ha montado una tienda de antigüedades.

Ah, bueno.

Pero que qué mala idea titular así.